TT Ads

La Corte Suprema de Bangladesh desestimó el domingo la apelación del principal partido islamista del país en contra de la prohibición a participar en elecciones declarada en 2013 por violar el principio constitucional de secularismo.

La división de apelaciones de la Corte Suprema, encabezada por el magistrado Obaidul Hassan, falló que el partido Jamaat-e-Islami no podrá participar en las elecciones del 7 de enero.

El principal abogado del partido no compareció ante el tribunal por “problemas personales”. Además, su pedido anterior de que se postergue el proceso por seis semanas también fue rechazado.

La decisión de la Corte Suprema de hace 10 años le prohibió al partido inscribirse ante la Comisión Electoral, lo que le impedía participar en elecciones o usar símbolos partidistas. Pero no le prohibió toda participación política.

Ese fallo ocurrió en medio de llamados a ilegalizar al partido por oponerse a la guerra de independencia contra Pakistán librada en 1971. El gobierno del primer ministro Sheikh Hasina, tras alcanzar el poder en 2009, intentó enjuiciar a los líderes del partido por acusaciones de genocidio y crímenes de guerra en la guerra de independencia. Algunos han ido a la horca y otros han recibido cadenas perpetuas desde 2013.

“El veredicto de la Corte Suprema ha sido confirmado”, expresó Tania Amir, abogada en contra del Jamaat-e-Islami party.

“Si el partido intenta cualquier reunión, mitin o encuentro, o si se identifica como legal ante cualquier comisión, embajada, agencia o Estado extranjero, estaremos en libertad de acusarles de desacato y presentar una orden en su contra”, añadió.

Pero Matiur Rahman Akanda, abogado del partido, insistió en que la agrupación seguirá políticamente activa.

“El tribunal dio su opinión en cuanto a si la inscripción (ante la Comisión Electoral) se ratifica”, manifestó, “no hay manera de prohibir la actividad política, constitucionalmente”.

TT Ads