TT Ads

El presidente de Nigeria aumentó los sueldos para algunos empleados públicos en un esfuerzo de último minuto para apaciguar a los sindicatos, quienes habían amenazado con declarar una huelga que podría haber paralizado grandes sectores de la mayor economía de África.

Los trabajadores de rango menor cobrarán los próximos seis meses 25.000 nairas (32 dólares) adicionales por mes, anunció hoy el presidente Bola Tinubu en una alocución nacional con motivo del 63er aniversario de la independencia.

El aumento elevaría el salario mínimo a 55.000 nairas (71 dólares), mucho menos que los 200.000 nairas (258 dólares) que los sindicatos exigen. Los sindicatos de inmediato no reaccionaron al anuncio del presidente.

Asimismo, los sindicatos de empleados públicos amenazaron con irse a la huelga a partir del martes para protestar las medidas de austeridad del gobierno.

Tinubu, quien lleva en la presidencia desde el 29 de mayo, ha anunciado una serie de políticas económicas que han aumentado el costo de la vida para más de 210 millones de personas que ya se veían agobiadas por la inflación que fue de 25,8 por ciento en agosto, un nivel no visto desde hace 18 años.

Una vez que suspendió los subsidios a la gasolina en su primer día en el cargo, los precios más que se duplicaron. La devaluación de la moneda nacional agravó la inflación incluso para productos básicos como los alimentos.

Las negociaciones con los sindicatos se han estancado y los fracasos en los intentos de intervención llevaron al anuncio de huelga hecho la semana pasada. El domingo, Tinubu dijo que el aumento salarial mejorará la compensación de los trabajadores “sin causar una inflación indebida”.

Volvió a pedir paciencia a la población durante la época de austeridad, afirmando que las penurias actuales “debían haber sido eliminadas hace tiempo”.

“Quisiera que las dificultades de hoy no existieran, pero debemos perseverar si queremos llegar a un mejor futuro”, afirmó.

TT Ads