TT Ads

WASHINGTON (AP) — El cierre del gobierno parecía prácticamente inevitable al asegurar el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, que no aprobará un proyecto del Senado para mantener en funcionamiento el gobierno, a pesar de que los republicanos en la cámara baja no se ponen de acuerdo sobre una alternativa.

El Congreso se encuentra en un impasse cuando faltan apenas dos días para un cierre del gobierno que impediría a los 2 millones de empleados del gobierno federal y 2 millones de efectivos en actividad y reservistas de las fuerzas armadas cobrar sus sueldos, y que además paralizaría servicios del gobierno.

Pero la cámara y el Senado siguen caminos distintos para evitar esas consecuencias aunque se les viene encima la medianoche del sábado, cuando el gobierno se quedará sin fondos.

El Senado ha elaborado una medida bipartidista que financiaría al gobierno hasta el 17 de noviembre mientras se negocian soluciones a más largo plazo y agregaría 6.000 millones de dólares para Ucrania y otro tanto para ayuda en caso de desastres en Estados Unidos.

Por su parte, la cámara prevé votar sobre cuatro de la docena de proyectos de gastos anuales para financiar diversos organismos con la esperanza de convencer a suficientes republicanos que apoyen una resolución de la cámara para financiar temporalmente al gobierno y aumentar la seguridad en la frontera con México. Aunque difícilmente se apruebe, McCarthy ha pronosticado que habrá un acuerdo.

“Apuesten por mí, lo haremos”, dijo en una entrevista por CNBC. “Creo que podemos trabajar durante el fin de semana. Creo que podemos hallar la solución”.

Los legisladores ya estaban cansados de negociar hasta altas horas de la noche. La tensión era evidente en la reunión a puertas cerradas de McCarthy con su bloque el jueves por la mañana, y hubo un fuerte intercambio de palabras entre el presidente de la cámara y el representante Matt Gaetz, según varios asistentes.

Gaetz, que durante semanas ha amenazado con destituir a McCarthy, preguntó al presidente acerca de los influencers conservadores a los que paga para publicar cosas negativas sobre él en las redes. McCarthy replicó que no hablaría sobre eso, dijo Gaetz a la prensa al abandonar la reunión.

TT Ads