Esta semana se conoció de la condena de Paul Anderson, conocido por su papel de Arthur Shelby en la serie ‘Peaky Blinders’.

El actor de 45 años enfrenta serias repercusiones legales por consumo y posesión de drogas.

Lo que llevó a la condena de Anderson fue un incidente ocurrido en diciembre de 2023 en un local nocturno en Hampstead, al noreste de Londres.

Lo que ha trascendido es que, un cliente del establecimiento se quejó del olor a humo de un estupefaciente en el baño, poco después de que Anderson lo utilizara.

La queja llevó a la intervención de la policía, que encontró al actor en estado de ebriedad, junto a un joven y un bebé de 17 meses.

Cuando llevaron a Anderson a la estación de policía, los oficiales descubrieron varias sustancias ilícitas en su posesión y hasta medicamentos controlados.

Cuando se realizó el juicio, se reveló que Anderson dio positivo en pruebas de opiáceos y cocaína.

Aunque el actor no dijo absolutamente nada en el lugar de los hechos, en la diligencia se declaró culpable de los cuatro cargos de drogas. Le dieron una multa de 1345 libras esterlinas, equivalente a aproximadamente USD 1.705.

Película ‘Peaky Blinders’

Además de toda esta situación legal, en el ámbito laboral podría tener serias repercusiones; sobre todo en la película spin-off de ‘Peaky Blinders’.

Fuentes cercanas al proyecto han expresado preocupación sobre cómo este incidente afectará el desarrollo de la grabación.

“Será muy difícil tener una película de ‘Peaky Blinders’ sin un personaje tan fundamental, declaró al Daily Mail, el guionista Steven Knight.

Incluso, todo se podría alterar significativamente ya que habría que adaptar todo a la ausencia de Anderson o incluso contemplar la cancelación total del proyecto.