El cierre del año se transforma en una temporada muy activa e interesante para los profesionales de mercadeo y ventas.

Mientras en otros sectores de la empresa baja la intensidad una vez comienza el periodo navideño, en mercadeo y ventas pasa todo lo contrario.

Típicamente el cierre del año es uno de los periodos de mayor intensidad para estos dos sectores.

Para mercadeo, esta temporada es vital para hacer los ajustes de las campañas publicitarias de navidad que están corriendo y a la vez terminar los detalles de las siguientes que impactarán el mercado desde el comienzo del año. También este es el momento de finalizar el presupuesto para el próximo año y contratar rápidamente los medios y propiedades digitales de interés.

Para ventas, esta época se convierte en una carrera para terminar el año con un balance positivo en ventas totales y con un incremento en la rentabilidad. También es el momento para revisar o preparar el plan de ventas del año que se aproxima.

Lo curioso es que simultáneamente ambos sectores se enfrentan al dilema de anticipar cuales de las tendencias identificadas a lo largo del año que termina, tendrán impacto en el comportamiento del mercado en el año que comienza. Predecir lo que viene es parte trabajo.

Es por esta razón que voy a compartir 5 tendencias que anticipamos impactarán a los sectores de ventas y mercadeo en el año 2024.

Tendencia número 1: Anticipamos que continuará la conducta de consumidores locales que predice que; para los productos de alta rotación, el precio será lo más importante. Para los de moderada o baja rotación, el atractivo y el poder de la marca, será lo importante.

Tendencia número 2: Para cualquier producto o servicio que tenga impacto al presupuesto del hogar; la mujer continuará siendo el personaje principal y determinante en la toma de decisiones sobre la adquisición de estos.

Tendencia número 3: La inteligencia artificial continuará como tema de debate en los sectores de mercadeo, mientras tratarán de encontrarle usos para adelantar los intereses comerciales de las empresas.

Tendencia número 4: Como en todo año eleccionario, cuando comiencen las campañas políticas, se saturarán los medios. Esto impactará la selección precisa de medios e incrementará los costos de la inversión publicitaria.

Tendencia Numero 5: El lenguaje visual continuará tomando mayor importancia en la publicidad. Continuará manifestándose la tendencia que confirma que el mercado cada vez lee menos.

Estas tendencias exigirán ajustes en nuestras estrategias de mercadeo y ventas.

El departamento de mercadeo es típicamente el sector encargado de la estrategia de comunicación en las empresas. Tradicionalmente, todos los años, las organizaciones diseñan una estrategia de comunicación integrada que definirá el mensaje que llevarán al mercado. En la mayoría de las ocasiones, lo crean en conjunto con su agencia publicidad. La agencia seleccionada y el equipo de mercadeo son los creadores que le dan forma a las ideas hasta tener un mensaje coherente; mensaje que en su experiencia tendrá resonancia con sus clientes potenciales.

Dependiendo de los resultados obtenido con la campaña de comunicación, este mensaje cambiará todos los años. Esto se hace bajo la creencia de que mensajes nuevos y frescos, impactarán la atención de los clientes y reforzarán la obtención de los objetivos de la organización. Lamentablemente los procesos mentales y conducta del consumidor no operan de esta manera. Cada nuevo mensaje crea una nueva interpretación de lo que es tu empresa y lo que representa. Sin consistencia en el mensaje, no se da el posicionamiento, como tampoco se fortalece la marca. Posicionamiento es el término que define como somos percibidos por nuestro consumidor.

Si hoy soy calidad, mañana precios bajos y pasado mañana soy servicio, terminare siendo todo y nada.

Los profesionales de mercadeo de experiencia en la conducta del consumidor reconocen que no podemos divorciarnos del concepto de la “andragogía” en las comunicaciones y publicidad.

Andragogía es la disciplina que estudia y explica el cómo aprendemos los adultos. Los adultos aprendemos con repetición espaciada y tiempo para la reflexión. Cada vez que repetimos un mensaje, nuestro cliente potencial lo va integrando en su mundo total de significados.

Con cada repetición nos acercamos poco a poco a lograr un posicionamiento robusto. Este posicionamiento fortalece nuestra marca. Esto lo hace creando una definición especifica de lo que es y representa nuestra empresa, sus productos y servicios.

Se anticipa que lo que estaremos viendo en un futuro cercano es el diseño y la difusión de mensaje multidimensionales. Veremos un mensaje dominante que establece lo que somos, lo que hacemos y lo que prometemos y mensajes secundarios que apelan a situaciones específicas que queremos comunicar. También veremos líneas de mensajes específicos que no cambiarán con las campañas y permanecerán por largo tiempo.

Éxitos.