Según el Artículo 2.3(60) del Código electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP), el “Método Alterno” es el “Procedimiento alternativo que sustituye una Primaria o Elección Especial, según lo apruebe el organismo central de un Partido Político para la elección de candidatos a cargos públicos y que cumpla, procesalmente, con las garantías mínimas dispuestas en esta Ley”. Es decir, que en lugar de una primaria, existe otro método disponible para los partidos políticos en Puerto Rico, el cual debe cumplir con las garantías mínimas establecidas en el Código electoral.

¿Cuáles son esas garantías mínimas? Garantizar la más amplia participación. Que el método alterno haya sido formalmente aprobado por el organismo directivo central del partido y que esté por escrito y disponible para todos(as) los(las) integrantes del partido. Que sea ampliamente divulgado y que sea entregado a aspirantes. Que se divulguen los lugares, fechas y horas donde se celebrará. Que todo(a) aspirante tenga acceso a la lista de afiliados(as). Que se provea un foro adecuado para impugnar las reglas del procedimiento. Que todo(a) aspirante tenga derecho a representación efectiva en las etapas críticas del proceso. Que las posiciones en que ha de figurar el nombre de cada aspirante en la papeleta de votación sean seleccionadas mediante sorteo. Que se garantice el derecho a recusar participantes. Que haya igual acceso y protección a participantes en todas las etapas del proceso. Que la votación sea libre y secreta. Que haya mecanismos internos eficaces para impugnar la violación de estas normas y además que se reconozca el derecho de recurrir en apelación al Tribunal de Primera Instancia dentro de los cinco (5) días laborables siguientes a la determinación final del Partido Político.

Como puede verse, no exige el recogido de endosos, pero sectores del comentariado, del PNP y del Partido Popular Democrático (PPD), repiten falsamente la misma propaganda alegando que el método alterno exige recoger endosos. Toda esa campaña es simplemente falsa. El cambio no hay quien lo detenga.

Más columnas de Rosa Seguí:

El pasado jueves, me expresé a través de mi cuenta en la X (antes Twitter) en contra de la violencia de género, en respuesta al feminicidio de Linnette Morales Vázquez, de 30 años y a la masacre que ocurrió la noche del 24 de enero. Escribí: “Nos matan teniendo ‘órdenes de protección’, encerradas en nuestras casas, en el supermercado, en espacios públicos, en todas partes. Exigimos poder respirar, ser libres. Queremos vivir. Ningún partido que defienda la vida puede negarse a la educación con perspectiva de género”.

Estas fueron mis únicas expresiones durante ese día sobre este asunto. Sin embargo, Jay Fonseca utilizó sus espacios radiales y televisivos para atacarme a gritos con epítetos como “charlatana” e “irresponsable” y me atribuyó unas expresiones que no hice.

Fonseca demostró malicia real y un grave menosprecio por la verdad al atribuirme expresiones cuya falsedad conocía.

Por esto, reitero el llamado a los medios de comunicación a exigir que los comentaristas que emplean se conduzcan éticamente y a evitar que se expresen mendazmente y reproduzcan la violencia de género.

Soy partidaria de la equidad, de la educación con perspectiva de género y de la defensa de los derechos humanos. Ante el odio, el prejuicio y la violencia de género en las ondas radiales y televisivas, propongo el amor, la solidaridad y la empatía como uno de los antídotos.

Es importante aclarar que me opongo a la censura, promuevo y defiendo la libertad de expresión y la libertad de prensa. Es preferible tolerar a figuras como Fonseca a que haya censura. Sin embargo, estoy convencida de que en una sociedad en la que se eduque con perspectiva de género no habría espacio para discursos de odio como los de este comentarista.

Más columnas de Rosa Seguí:

El despido se conoce como la pena capital en el ámbito laboral. El despido debería ser la culminación de un proceso progresivo de disciplina y debería ser una medida extraordinaria. Un patrono, o una empresa, invierte sus recursos en adiestrar y capacitar a su personal para que su ejecutoria sea óptima. La experiencia adquirida es muy valiosa para la empresa porque no solo mejora el servicio brindado sino que también, ayuda a adiestrar al nuevo personal y se va transmitiendo ese conocimiento colectivo.

Sin embargo, al momento de despedir a una persona de su empleo, al día de hoy no se le ha requerido al patrono notificar por escrito las razones para el despido. El despido es un acto que puede afectar adversamente a una persona, a familias, provocando que se queden sin sustento y sin medios para atender sus necesidades básicas. Cuando hablamos de los despidos, debemos siempre hacerlo con empatía y sensibilidad. Es un momento de mucha dificultad emocional y económica, especialmente si hay enfermedades y necesidades especiales en ese hogar que se quedó sin sustento para vivir.

En la absoluta mayoría de los despidos, las personas buscan ayudas económicas como el desempleo, préstamos y asistencia económica. En todos los casos, las agencias e instituciones bancarias solicitan una copia de la carta de despido para facilitar el proceso. En el caso de desempleo, conocer las razones de un despido puede agilizar grandemente el proceso para determinar si procede este beneficio, que aunque modesto e insuficiente, ayuda a quien se quedó sin trabajo y salario. Estas ayudas o préstamos pudieran salvar vidas.

El Senado debió aprobar el PS 1191 para que se notifiquen las razones de un despido por escrito. Sin embargo, la alianza viciosa entre los partidos PNP, PPD y PD consistentemente le vota en contra a las medidas que ayudan al bienestar de las familias y de la clase trabajadora.

Más columnas de Rosa Seguí:

En 2014 se declaró el mes de noviembre de cada año como el “Mes de la Adopción”, reconociendo la necesidad de que no haya menores sin una familia. Hace dos meses atrás, el 1 de noviembre de 2023, el gobierno llevó a cabo un evento donde la administradora de la Administración de Familias y Niños (ADFAN) promovió la adopción de niños y niñas grandes, adolescentes y grupos de hermanos. También, ese día, el gobernador Pedro Pierluisi informó un dato impactante, que alrededor del 75 por ciento de los y las menores en espera de adopción eran mayores de 8 años.

Según surge de una entrevista de noviembre de 2023 a Nancy Martínez, una trabajadora social especialista en adopción del Departamento de la Familia, los mayores retos que están confrontando para lograr adopciones es conseguir que se adopten los menores que son mayores de 8 años y los grupos de hermanos. Debido a esta razón es que se promovió, por parte de ADFAN, la adopción de estos en la actividad del 1 de noviembre. Esto se debe resolver con urgencia.

La cifra de 150 menores esperando adopción en Puerto Rico es alarmante. Lo sensato sería que la legislatura investigara este problema o que luego de consultas con personas con peritaje, se presentaran medidas para remediar los retos descritos por las especialistas y así poder lograr que todos(as) las menores sean adoptadas y reciban el amor de una familia.

Contrario a buscar resolver o atender con seriedad este problema, el representante Jorge Navarro del PNP presentó el Proyecto de la Cámara 1982. El proyecto tiene el terrible propósito de permitirle a ciertas agencias de adopción a que discriminen contra parejas del mismo sexo, declinando que puedan adoptar, sin consecuencia legal alguna. Esta medida tiene el efecto nefasto de privar a menores -en espera de adopción- del amor de una familia basado en el odio y en los prejuicios de un sector minoritario de la sociedad, cuando lo que necesitamos es más amor y menos odio.

Lee más columnas de la autora:

Luego de una gran lucha por parte del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores y Trabajadoras (SPT) para organizar el personal de la compañía privada de limpieza Mangual Office Cleaning, el pasado martes, la Junta Nacional de las Relaciones del Trabajo llevó a cabo el conteo oficial de votos sobre las elecciones sindicales. Sobre 1,200 trabajadores(as) de Mangual Office Cleaning se organizaron con el SPT y votaron a favor de negociar colectivamente sus términos y condiciones de empleo.

Una de las herramientas novedosas que utilzó el SPT en esta campaña sindical fue el uso de medios digitales para recoger los endosos, que ahora pueden utilizarse ante la Junta Nacional de Relaciones del Trabajo y que aceleraron el proceso. Según el SPT, esta campaña sindical contó con la participación masiva de líderes de base del sindicato y el uso intenso de herramientas digitales, como la firma electrónica de lo que se conoce como “tarjetas de representación sindical”, en la que las(os) trabajadoras(es) manifestaron su deseo de organizarse con el sindicato.

Esta victoria para el sindicato y para los trabajadores y trabajadoras es muy importante para las familias trabajadoras de esta empresa y es además histórica. Hace más de cincuenta años no se organizaba en el sector privado un grupo tan grande de trabajadoras(es) en Puerto Rico. Además, lograron recoger las firmas con suma rapidez. La campaña de recogido de firmas comenzó el 1 de octubre de 2023, en tres semanas el sindicato tenía sobre el 50 % de las firmas de tarbajadoras(es) y en tan solo tres meses, se obtuvo el primer voto mayoritario favorable a la Unión.

Con la organización sindical se fortalece la democracia y a través de las mejoras en los términos y condiciones de empleo, negociados en los convenios colectivos, se mejoran también las condiciones de las familias trabajadoras en los talleres no organizados sindicalmente. ¡Enhorabuena!

Más columnas de Rosa Seguí:

El Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) cree que la democracia debería ser prosperidad. Es decir, que mientras más participación democrática haya en todos nuestros espacios, incluyendo el económico, mayor prosperidad habrá para nuestra gente. Esto es así porque nuestro pueblo y nuestras familias necesitan que los programas económicos respondan a sus necesidades.

Es un hecho innegable que, bajo el sistema económico actual, según los datos más recientes de la Encuesta sobre la Comunidad de la Oficina del Censo de los Estados Unidos los porcentajes relacionados con la situación de pobreza en Puerto Rico aumentaron de 40.5 % a 41.7 % en la población general; de 54.9 % a 57.6 % en los menores de 18 años, y en las familias de 36.7 % a 38.8 %. El modelo económico actual no solamente ha sido incapaz de aliviar la pobreza que padece casi la mitad de la población, sino que la ha agravado. Además, Puerto Rico está dentro de los primeros tres países del mundo más desiguales. Aunque estos números sean preocupantes, no podemos perder la esperanza.

En el Movimiento Victoria Ciudadana queremos cambiar las cosas y reconocemos la necesidad de establecer un programa, un proyecto económico, con participación democrática. Esta condición de pobreza no la resolverá el libre mercado. Hace falta establecer planes coherentes junto con las empresas privadas, las cooperativas, las empresas de trabajadores(as), los pequeños y medianos comercios y siempre tener como norte satisfacer las necesidades de quienes residen en Puerto Rico. ¡Es posible!

Una de las áreas con mayor necesidad es la alimentaria. Según los estimados del Departamento de Agricultura, en Puerto Rico importamos alrededor del 85 % de los alimentos. La escasez de alimentos que sufrimos luego de los huracanes Irma y María nos debería mover con urgencia a fomentar la agricultura para no tener que depender de la importación (por mar o por aire) de alimentos. Hay que incentivar la actividad agroecológica como parte de un programa económico para aumentar empleos con salarios adecuados. Salarios que nos permitan reducir finalmente la taza de pobreza a la vez que se fortalece la economía.

Más columnas de Rosa Seguí:

En Puerto Rico hubo proyectos económicos de agricultura, de manufactura y de petróleo químico. El proyecto del petróleo químico se desplomó con la crisis del petróleo de los 1970′s. Como una medida para mitigar el impacto terrible de la crisis del petróleo se aprobó una enmienda al código de rentas internas federal: la sección 936. Esta medida permitió el establecimiento de empresas de manufactura cuyos ingresos —producidos o declarados en Puerto Rico— gozaban de exención contributiva. Esta medida fue eliminada sin un proyecto económico para mitigar su impacto.

Ninguno de los proyectos económicos que hemos experimentado ha tomado en cuenta nuestras necesidades. Por otro lado, ninguno de los proyectos pudo elevar la participación laboral a niveles adecuados. La insuficiencia de los recaudos provocada por las distintas medidas de exención contributiva hizo que los gobiernos recurrieran a la emisión de la deuda lo que llevó al gobierno al impago en el 2014. La respuesta del congreso tampoco tomó en cuenta nuestras necesidades. Así se impuso la Junta de control fiscal cuyo programa es la continuidad de las políticas que se han venido imponiendo en Puerto Rico desde hace décadas.

Tenemos la capacidad de desarrollar propuestas a partir de nuestras necesidades. Debemos estimular la actividad productiva y para eso tenemos que contar con empresas privadas; con empresas públicas como puede ser la producción de medicamentos bioequivalentes para lo cual se debe recuperar la infraestructura que han dejado las empresas que se han ido del país; con empresas que sigan el modelo cooperativo; con empresas propiedad de trabajadores(as); con pequeñas y medianas empresas; con iniciativas de emprendimiento individual o familiar y fomentar la agricultura desde una perspectiva agroecológica. Nuestro modelo económico tiene que tomar en cuenta de manera prioritaria la protección del medioambiente. Podemos hacer los procesos más democráticos en el ámbito económico.

Más columnas de Rosa Seguí:

La alianza sigue siendo un tema central en la política puertorriqueña. A pesar de las críticas y de los ataques, continúa generando esperanza y entusiasmo en amplios sectores del país, particularmente, en la juventud y en la adultez mayor.

No es para menos, pues son estos sectores quienes han sufrido directamente las peores consecuencias de las políticas que el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD) vienen impulsando desde 1989.

Ese sentido de esperanza se confirma una y otra vez en las calles, en las plazas, en las universidades y en los sondeos realizados —aunque informalmente— en la mayoría de los medios de comunicación.

La formalización de los acuerdos de la alianza y su aprobación por la Asamblea del Movimiento Victoria Ciudadana disipó las dudas generadas por la espera.

La impaciencia se transformó en apoyo y en posibilidad de cambio. Todos los días se siguen sumando voluntarias y voluntarios para este proceso histórico de cambio profundo, tan urgente como necesario.

Grupos sindicales de mujeres, artistas, ambientales, estudiantes y atletas, entre otras, se siguen sumando a un proyecto de alianza electoral que por primera vez, desde el 1936, tiene la posibilidad de ganar las elecciones de país.

El desprendimiento y el compromiso, la voluntad de poner los intereses de Puerto Rico antes que los propios provocan que los enemigos del bienestar recurran unitariamente a campañas de odio, miedo, descrédito y mentiras para intentar evitar estos avances que no hay quién los detenga.

Los resultados de las elecciones de 2020 confirman que el pueblo tiene voluntad de cambio y que con esta alianza de los sectores progresistas, lograremos defender y ampliar nuestros derechos y libertades democráticas para el beneficio de las grandes mayorías.

Más columnas de Rosa Seguí:

A pesar de las limitaciones antidemocráticas del ordenamiento electoral, el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) y el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) alcanzaron acuerdos históricos. El objetivo es ofrecerle al electorado una Alianza para ganar las elecciones en el 2024 para darle al país un gobierno que ponga los intereses de las grandes mayorías primero. Aunque ahora, el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD) dicen que la Alianza viola la ley, lo cierto es que la Alianza es legal y así lo admitieron ante el tribunal durante el pleito judicial que llevó el MVC y el PIP para permitir las coaligaciones. Veamos.

Durante el pleito ante el Tribunal Apelativo, la Comisionada Electoral del PNP alegó que “Nada impide, inclusive, que un partido endose el candidato de otro partido, ya sea mediante el endoso público de esa persona y/u optar por no postular a un candidato a la posición en cuestión”. Y alegó, además, que “Nada impide que dos partidos o más escojan unirse para una elección. De igual manera, nada impide que Dalmau Ramírez y Natal Albelo corran para el puesto que deseen, aunque aún no sabemos con certeza que lo van a hacer o para qué puesto, por el partido que los acepte, en conjunto o independiente de cada uno o apoyándose uno al otro o no”. “Lo único que se prohíbe es que un candidato y su fotografía aparezca en dos columnas de la misma papeleta, representando dos partidos”.

Por su parte, el Comisionado Electoral del PPD expuso: “La Ley Electoral no restringe la capacidad de los PIP y MVC [sic] y sus miembros para respaldar, apoyar o votar por cualquier persona que deseen […] El candidato preferido de los Apelantes continuará apareciendo en la papeleta, aunque como candidato de otro partido”.

Está muy claro para el PNP y el PPD que la alianza cumple con el estado de derecho actual. Las campañas de miedo no podrán contra la esperanza. ¡La alianza va!

Más columnas de Rosa Seguí:

Desde hace más de 2 años, el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) lanzó el concepto de la Alianza de País como una alternativa real y progresista para el futuro político de Puerto Rico. Esta idea se movió por todo el archipiélago. El tema de la Alianza de País se convirtió en el centro de los debates de la política puertorriqueña.

Llegó la hora de darle forma concreta a esa esperanza. Por esto, te invitamos a que seas parte de la historia. Este próximo domingo, 19 de noviembre, el Movimiento Victoria Ciudadana celebrará su Asamblea Ciudadana Nacional. La Asamblea se llevará a cabo desde las 9:00 de la mañana en el Teatro Tapia en el Viejo San Juan, el mismo lugar donde el MVC se anunció por vez primera. Allí, el liderato de la colectividad le rendirá cuentas a su base y le presentará la próxima fase del Movimiento al país.

En el evento, la membresía del Movimiento tendrá la oportunidad de ratificar las propuestas del liderato de cara a las elecciones del 2024, y la Alianza de País. Como de costumbre, la Asamblea Ciudadana Nacional de Victoria Ciudadana está abierta a todo el electorado, independientemente de afiliación política, estará disponible para asistir de forma virtual, y será transmitida al público por la página web del Movimiento, www.mvc.pr.

Como ha indicado el Coordinador General del MVC, Manuel Natal: “Hace 4 años le presentamos al país una nueva forma de participar de la política y de lograr cambios para Puerto Rico mediante la búsqueda de consensos. El 19 de noviembre regresamos a donde todo comenzó, el Teatro Tapia, para determinar con transparencia y participación la próxima fase de nuestro Movimiento”.

Para reclamar un boleto gratis a este evento histórico, las personas deben de acceder a la página web de Victoria Ciudadana, www.mvc.pr. Para poder votar y determinar el rumbo del Movimiento en la Asamblea, las personas deben de afiliarse a Victoria Ciudadana al momento de reclamar su boleto.

Más columnas de Rosa Seguí: