TT Ads

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi Urrutia, insistió este lunes que si la Junta de Control Fiscal (JCF) va al Tribunal federal para evitar que se implanten los cambios en el Código de Rentas Internas, van a prevalecer.

El primer mandatario aseguró que su equipo mantiene conversaciones con el ente fiscal creado bajo la PROMESA —Ley de Supervisión, Gestión y Estabilidad Económica de Puerto Rico— para salvar parte de la medida.

Hoy mismo (lunes) está el personal, el equipo fiscal del Gobierno reunido en conversación constante con sus contrapartes en la Junta. Para, como indiqué ayer y reiteró hoy, salvar, parte de los alivios contributivos que la Asamblea Legislativa aprobó”, dijo Pierluisi Urrutia a preguntas de la prensa.

De igual manera, el gobernador indicó que es necesario un acuerdo con la JCF para evitar un litigio, que según expresó, sería “perdidoso” y conllevaría “un gasto enorme de recursos del Gobierno”.

La propia medida establece que si la Junta objeta la medida, que los alivios incluidos en la misma se dejan sin efecto en este próximo año, hasta tanto entonces se dilucide el asunto en el tribunal o de cualquier otra manera”, agregó.

Pierluisi anticipó que el tranque debería resolverse en “par de días”.

“Estamos en conversación con la Junta, por no decir negociación para ver qué cantidad de alivio permite”, sostuvo. “Yo pienso que esto se tiene que resolver en cuestión de par de días porque el tiempo apremia, o sea, la medida, el término que yo tengo de 30 días, si mal no recuerdo, creo que vence el sábado, pero ya la Junta me está diciendo que si la firmo va a recurrir al tribunal. Lo que estoy tratando es que en vez de que acaben en eso, de que la Junta obviamente se comprometa y sea público y ustedes se enteren, el pueblo se entere de conceder, parte de los alivios incluidos en la medida, eso es lo que estoy buscando”, finalizó.

El presidente de la Junta de Control Fiscal, David Skeel, anticipó el sábado que si el gobernador firma el proyecto de enmiendas al Código de Rentas Internas, utilizarán todos los mecanismos disponibles para frenar su implantación.

La Junta se reserva todos sus derechos, incluido el de emprender acciones para anular el Proyecto de la Cámara 1839 en caso de que se promulgue en violación de PROMESA. Esperamos que tales acciones sean innecesarias”, dijo Skeel en declaraciones escritas.

“La Junta determinó que el Proyecto de la Cámara 1839, el cual representa uno de los mayores recortes contributivos en la historia reciente de Puerto Rico, y que llega a tan solo un año de que Puerto Rico emerge de su quiebra, perjudica y frustra los propósitos de PROMESA. En consecuencia, el Gobierno tiene prohibido promulgar, implementar o hacer cumplir la medida”, añadió.

No obstante, Skeel le informó al gobernador que están dispuestos a reunirse “con él y la Asamblea Legislativa para trabajar juntos en identificar los recursos que permitan un posible alivio contributivo no recurrente que beneficie a los contribuyentes en este año fiscal, en el marco de las prioridades de gasto ya establecidas por el Gobierno”.

La Junta tiene reunión virtual mañana, martes.

TT Ads