TT Ads

La selección del jurado que evaluará la evidencia en el juicio contra la exrepresentante del Partido Nuevo Progresista (PNP), María Milagros “Tata” Charbonier, quien enfrenta cargos relacionados con un esquema de conspiración para cometer soborno y obtener comisiones ilegales, comenzó hoy, lunes, en el Tribunal Federal, en San Juan.

Desde las 9:22 a.m., la jueza que preside el caso, Silvia Carreño Coll, ha supervisado el minucioso proceso de selección, examinando a los candidatos para conformar el jurado.

Se informó que se elegirán 12 titulares y cuatro suplentes, en previsión de que uno de los titulares deba ser excluido por alguna razón.

A través de X (antes Twitter) la periodista de “Las Noticias” de TeleOnce, Melissa Ivelise Correa, detalló que la fiscalía María Montañez leyó los nombres de todos los miembros del ministerio público federal para verificar si alguno de los potenciales conoce personalmente a Charbonier o a su esposo Orlando Montes.

El potencial jurado número 38 dijo que fue miembro del gran jurado entre 2016 -2018, el 32 aseguró que ha escuchado sobre el caso en la prensa, mientras la 60 confirmó que laboró en la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés) como investigadora aunque no trabajó casos con fiscalía federal.

Por su parte, la jurado número uno precisó que conoce al abogado de “Tata” Charbonier, el licenciado Francisco Rebollo Casalduc, porque “es su vecina y sus hijos estudian juntos”. Entretanto, el jurado 63 notificó que es auditor en la Oficina del Contralor Electoral (OCE), por lo que fue excusado. El 26 comentó trabajar para Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, en inglés).

Varias personas que laboran en el ámbito gubernamental están siendo entrevistadas por la jueza Carreño. Dos individuos adicionales se han presentado para responder a preguntas sobre su empleo en la Asamblea Legislativa o si tienen familiares que desempeñen funciones en dicha institución.

El panel de potenciales jurados está compuesto por 70 personas.

Charbonier llegó hasta el Tribunal Federal, Distrito de Puerto Rico en la Avenida Chardón en Hato Rey donde se estará celebrando el caso a eso de las 8:00 a.m.

Charbonier fue arrestada en agosto del 2020 —junto a su esposo Orlando Montes y su hijo Orlando Montes-Charbonier— por supuestamente inflar el salario de la empleada legislativa, Frances Acevedo.

Según la acusación, el esquema de conspiración para cometer soborno y obtener comisiones ilegales —también conocidas como kickbacks— se centró en que Charbonier infló el salario de Acevedo —de unos $800 bisemanales a $2,900 bisemanales— y a cambio la legisladora recibía porciones de $1,000 a $1,500 de cada cheque de su empleada. Dichas porciones serían recibidas por Charbonier, su esposo y su hijo.

La exlegisladora alegadamente recibió unos 100 mil dólares desde 2017 hasta julio de 2020.

Lo más reciente del caso fue la desestimación de cargos contra el hijo de la exlegisladora, Orlando Gabriel Montes Charbonier, el pasado 30 de noviembre.

Montes Charbonier, quien no irá a juicio, enfrentaba siete cargos criminales por transferencia ilegal de dinero, conspiración, hurto de fondos federales, lavado de dinero, etc., luego de que se le acusara, en 2020, junto a sus padres, por supuestamente participar en un esquema de fraude. En la moción se indica que Acevedo Ceballos, tras analizar la prueba en su contra, determinó aceptar un acuerdo con el ministerio público y declararse culpable en uno de los cargos que pesan en su contra.

Además, en el mes de noviembre la exempleada de Charbonier, Frances Acevedo Ceballos, se declaró culpable de un cargo tras alcanzar un acuerdo con la fiscalía.

En el mes de octubre, la jueza también denegó tres mociones de la defensa en las que se solicitaba que se desestimaran múltiples cargos presentados contra la exlegisladora.

Según el documento, firmado por Rebollo Casalduc, los cargos debían ser desestimados por falta de declaración de un delito cometido y alegadas deficiencias constitucionales. Sin embargo, esto no ocurrió.

María Milagros Charbonier podría enfrentar hasta una sentencia máxima de 20 años en prisión si se le encuentra culpable por cada cargo de fraude electrónico de servicios honestos y por el cargo de obstrucción a la justicia que presentó un Gran Jurado federal en su contra.

TT Ads