TT Ads

Según un estudio conjunto realizado por el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico y la Oficina de la Procuradora de la Mujer, solo el 22% de las mujeres encuestadas ocupan roles de supervisión en el ámbito laboral. Este estudio, que involucró a más de 13,000 participantes, reveló una serie de desafíos que enfrentan las mujeres trabajadoras en Puerto Rico incluidas la carencia de espacios adecuados para la lactancia en sus lugares de trabajo.

Este esfuerzo conjunto tuvo como objetivo identificar las necesidades y desafíos de la mujer trabajadora, fundamentando las conclusiones en evidencia empírica y proporcionando así bases para identificar posibles soluciones a las diferentes situaciones que enfrentan las mujeres trabajadoras en Puerto Rico.

Bajo el lema “Todas somos mujeres trabajadoras” se distribuyó un formulario en línea dirigido a mujeres empleadas en diferentes ámbitos, ya sea el sector público o privado, responsables del hogar, cuidadoras, emprendedoras y aquellas que trabajan de manera independiente. El Director Ejecutivo del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, el Dr. Orville. M. Disdier Flores explicó que la participación fue de carácter voluntario y anónimo. Los temas explorados en la encuesta incluyeron aspectos como la situación laboral, el entorno de trabajo, la lactancia, la maternidad, la estructura y necesidades domésticas, la calidad de vida y la salud física y mental.

Los datos recopilados subrayan una amplia gama de desafíos, incluida la necesidad de cuidadores para hijos o dependientes, problemas de discriminación por género y casos de violencia doméstica y acoso laboral. Además, destacan que el 47% de las mujeres encuestadas aún están pagando la hipoteca de sus hogares, y el 63% experimenta o ha experimentado una ‘doble jornada laboral’.

“Los datos recopilados en este estudio son fundamentales para ayudarnos a comprender las realidades que enfrentan las mujeres en el ámbito laboral. La objetividad estadística es esencial para el progreso de nuestra sociedad, y estos datos son una herramienta valiosa para la toma de decisiones basadas en la evidencia. Esta información podría ayudar a entender, de manera efectiva, las necesidades específicas de las mujeres trabajadoras, contribuyendo así a la construcción de entornos laborales más equitativos y justos”, expresó el Director Ejecutivo del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico.

La encuesta se llevó a cabo a través de internet y estuvo abierta durante los mese de mayo y junio del 2023. El estudió indicó que la mayoría de las participantes eran mujeres de mas de 40 años

El estudio reveló que en cuanto a la situación laboral, el 95% de las mujeres trabajadoras encuestadas contaban con uno o más empleos, mientras que un 38% trabajaba en una agencia o rama de gobierno.

En cuanto a la lactancia un 47% indicó que su lugar de empleo no posee un salón de lactancia. Para el 64% de las mujeres que utilizaron el salón de lactancia, proporcionado por el patrono, consideró que el tiempo ofrecido no fue adecuado.

En temas de maternidad, el 72% de las mujeres embarazadas encuestadas indicaron que el patrono siempre les proporcionó flexibilidad para asistir a citas médicas y atender síntomas durante el embarazo.

Por otro lado, Un 47% de las mujeres trabajadoras indicó ser la dueña legítima de su hogar y aún estar pagando la hipoteca de la vivienda. De igual forma la encuesta reveló que el 57% tenía de 1 a 2 hijos o hijas. Una de cada 3 de esas mujeres (34%) expresó la necesidad de un cuidador o cuidadora para sus hijos, dependientes o familiares.

La encuesta tocó temas de calidad de vida, salud física y emocional y reveló que la mayoría de las mujeres participantes indicó tener un nivel de salud emocional y físico bueno. Por su parte, el 51% indicó que la menstruación dolorosa les incapacita entre 1 y 2 días al mes.

Sobre la violencia de género el 34% indicó haber sido víctima de acoso laboral, el 24% indicó haber sido víctima de violencia doméstica y el 24% dijo haber sufrido discriminación por género.

El 73% había alcanzado un nivel académico de bachillerato y/o maestría. Sin embargo, el 70% tenía un ingreso económico familiar igual o menor a $41,500 anuales, lo que según explicó procuradora interina de la mujer, Madeline Bermúdez, pone en manifiesto la brecha salarial entre hombres y mujeres.

“Agradezco a las miles de mujeres que participaron de este importante estudio. Su insumo detallado nos permitirá tomar acción y crear iniciativas dirigidas a empresas y patronos para que puedan mejorar y reforzar las áreas de mavor necesidad. En nuestra oficina continuamos en la mejor disposición de ayudar a las mueres y velar por que se cumplan sus derechos en el ámbito personal y laboral”, manifestó Bermúdez.

TT Ads