TT Ads

El exjugador boricua de Grandes Ligas, Carlos Beltrán, fue honrado la noche del domingo, junto a otros deportistas con la exaltación al Salón de la Fama del Béisbol Latino. El evento tuvo lugar en Punta Cana, República Dominicana, marcando un nuevo capítulo en la historia del deporte en el Caribe.

Además de Beltrán, fueron David Ortiz, Adrián Beltré, Manny Ramírez y Bob Abreu, quienes componen esta décima clase del Salón de la Fama del Béisbol Latino.

Beltrán expresó que: “Es un gran honor para mí ser reconocido entre tantas leyendas del béisbol latino en un país que admiro y respeto mucho como lo es la República Dominicana. Este reconocimiento representa respeto a todos los años en los que trabajé con esfuerzo y dedicación para el deporte que amo”.

El Salón de la Fama del Béisbol Latino (SFBL, por sus siglas en español), una iniciativa concebida por destacados promotores del deporte como el ingeniero Roberto A. Weill y el legendario scout de los LA Dodgers, Rafael Ávila, ha sido por los pasados 10 años un espacio para perpetuar la grandeza de los jugadores latinos en el béisbol. Desde su creación en el 2010, esta institución ha resaltado las hazañas y contribuciones de cientos de ex jugadores, celebrando su legado de manera inmortal como un preámbulo al Salón de la Fama de los Estados Unidos.

Así, el Salón de la Fama del Béisbol Latino ha homenajeado a figuras icónicas como Carlos Delgado, Luis Aparicio, Roberto Clemente, Tony Pérez, Roberto Alomar, David Concepción, Felipe Rojas Alou, Camilo Pascual, Héctor Espino, entre otros, destacando el talento y la aportación de estos jugadores al deporte rey de la región.

Cada año, esta institución selecciona a una nueva clase de contemporáneos y veteranos, asegurando que las contribuciones de aquellos que han marcado una época en el béisbol latino sean debidamente reconocidas y celebradas.

El Salón de la Fama del Béisbol Latino es el resultado de una necesidad histórica, un tributo merecido a los jugadores que han cautivado a los fanáticos del béisbol durante décadas, asegurando que su legado no pase desapercibido y perdure para siempre, sirviendo así de inspiración a las generaciones que se levantan dentro del deporte.

Por su parte, Carlos Beltrán continúa inspirando a los jóvenes, trabajando en el fortalecimiento de su academia en Puerto Rico, la Carlos Beltrán Baseball Academy, como uno de los centros de desarrollo educativo y deportivo más grandes del caribe.

TT Ads