TT Ads

La policía francesa arrestó a un hombre que mató a un turista alemán con un cuchillo e hirió a otras dos personas en un ataque contra transeúntes ocurrido en París el sábado por la noche, informó el ministro del Interior de Francia.

La policía sometió al hombre, un ciudadano francés de 25 años que había pasado cuatro años en prisión por planear un crimen violento. Después de su arresto, expresó su angustia por la muerte de musulmanes, especialmente en Afganistán y los territorios palestinos, y afirmó que Francia era cómplice, indicó el ministro del Interior francés Gerald Darmanin. Al parecer, el atacante gritó “Allahu Akbar” (Dios es grande), añadió Darmanin.

“Esta persona estaba dispuesta a matar a otros”, afirmó Darmanin a los periodistas.

La fiscalía antiterrorista francesa confirmó que ha abierto una investigación del incidente.

El agresor arremetió contra una pareja de alemanes con un cuchillo, matando al hombre. Luego cruzó al otro lado del río Sena y usó un martillo para herir a otras dos personas.

El atacante, que no fue identificado por su nombre, salió en libertad en 2020 después de cuatro años en prisión y estaba bajo vigilancia y tratamiento psiquiátrico, detalló el ministro, ofreciendo un breve retrato del agresor, que nació en el suburbio parisino de Neuilly-Sur-Seine. Recientemente estaba viviendo con sus padres en la región de Essonne, al sur de París.

Las autoridades no han revelado información adicional sobre las víctimas de la agresión, ocurrida en el distrito 15 de la capital francesa.

El hombre fue detenido por la policía, que le disparó dos veces con un arma de electrochoques en el estómago, explicó el ministro, elogiando a los agentes por su rápida respuesta y reiterando que “sin duda habría habido más muertos”.

El país ha estado bajo una intensa alerta terrorista desde el fatal apuñalamiento en octubre de un profesor en la ciudad norteña de Arras por parte de un exalumno originario de la región de Ingushetia en las montañas del Cáucaso de Rusia y sospechoso de radicalización islámica. Ese ataque se produjo tres años después que otro profesor fuera asesinado en las afueras de París, decapitado por un checheno radicalizado que luego fue abatido por la policía.

TT Ads