TT Ads

BASE VANDENBERG DE LA FUERZA ESPACIAL, California, EE.UU. (AP) — Corea del Sur lanzó el viernes su primer satélite espía militar, poco más de una semana después que Corea del Norte afirmara haber puesto en órbita su propio satélite espía por primera vez, cuando aumentan las tensiones entre los rivales.

Lanzado desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg de California utilizando el cohete Falcon 9 de SpaceX, fue el primero de cinco satélites espía que Corea del Sur planea enviar al espacio para 2025 en virtud de un contrato con SpaceX. El evento estaba programado para principios de esta semana, pero se pospuso debido a las condiciones climáticas.

Corea del Sur no ha tenido satélites de reconocimiento militar propios en el espacio y ha recurrido parcialmente a satélites espías estadounidenses para monitorear los movimientos de Corea del Norte.

Los expertos señalan que una vez que operen junto con el llamado sistema de tres ejes de Corea del Sur —ataque preventivo, defensa antimisiles y activos de represalia—, los satélites espías impulsarán considerablemente la defensa surcoreana contra Corea del Norte.

Después de dos lanzamientos fallidos a principios de este año, Corea del Norte anunció que colocó con éxito en órbita su satélite espía “Malligyong-1” la semana pasada. Corea del Sur confirmó que el satélite entró en órbita, pero las autoridades dijeron que necesitan más tiempo para verificar si está funcionando correctamente.

Corea del Norte afirmó el martes que el mandatario Kim Jong Un revisó imágenes tomadas por el satélite Malligyong-1 de la Casa Blanca y el Pentágono en Washington y portaaviones estadounidenses en una base naval y un astillero en Virginia. Corea del Norte dijo anteriormente que el satélite también transmitió fotografías de instalaciones militares estadounidenses en Guam y Hawai y sitios clave en Corea del Sur.

TT Ads