TT Ads

Esta semana Jesús Manuel Ortíz anunció su aspiración a la candidatura a la gobernacion por el Partido Popular Democrático (PPD) en un mensaje transmitido en sus redes sociales. Por su parte Juan Zaragoza, quien también aspira a la misma candidatura, no perdió un segundo y anunció que estaba convocando a Ortíz a varios debates para discutir ideas. De inmediato la convocatoria se convirtió en el tema de conversación de todo el día. Es decir, Zaragoza no dejó el espacio total a Jesús Manuel para desfilar con su anuncio, sino que él se metió, a la fuerza, en la pasarela mediática y ocupó espacio también. Bien jugao’, según dice el librito. No dejó el escenario solo para Ortíz y se aprovechó del anuncio de este para él también coger su publicidad.

Jesús Manuel presentó como su fortaleza su historia de vida. Viene de sectores con menos ventajas económicas, se hizo cargo de sus hijos, estudió derecho de noche mientras trabajaba de día, se convirtió en abogado, y luego legislador, para finalmente llegar a la presidencia de la pava. Luego Juan Zaragoza dijo en Jugando Pelota Dura que su padre fue billetero, que tampoco viene de una familia acomodada, que fue conserje, que limpió inodoros y que llegó a recibir “cupones”. O sea, ambos se presentaron como figuras con las que el pueblo puede identificarse porque ambos pasaron lo que pasan miles y miles de puertorriqueños. Entonces, ¿cuál es la principal diferencia?

Sin duda la experiencia ha sido tema en el pasado, lo es hoy y lo será de aquí a la primaria y a las elecciones. Zaragoza ha sido un contable y empresario muy exitoso. También fue Secretario de Hacienda en un momento neurálgico donde tuvo que hacer malabares para tener el dinero en caja y pagar la nómina de los empleados públicos. No estoy adjudicando si lo hizo bien o mal, solo destaco una coyuntura histórica en su trayectoria.

En el caso de Jesús Manuel, este no ha tenido la oportunidad de manejar presupuestos millonarios. En el renglón de la experiencia, Juan Zaragoza debería lucir con holgada ventaja. Sin embargo, eso no quiere decir que Jesús Manuel no pueda contrarrestar eso. La pregunta es ¿cómo hacerlo?

Esto es un tema que no puede dejar pasar mucho tiempo buscando cómo refutarlo porque si logran pegarle esa desventaja y él la atiende muy tarde, pues puede llegar al punto que sea complicado despojarse de la misma. Ricardo Rosselló nunca pudo, porque sus estrategias pensaban que con cambiarle el look de su peinado y poniendo a su sequito a llamarle “doctor” en los medios, estaba atendido el tema de la falta de experiencia. Por poco pierde la primaria y la elección general la ganó por escaso margen.

En temas administrativos y financieros, durante un debate, Zaragoza debería lucir más preparado y capacitado, y es normal por la hoja de servicio durante su trayectoria profesional.

A mi entender, Jesús Manuel Ortíz necesita hacer dos cosas para contrarrestar y crear un balance en ese tema. Cuando uno no domina un tema, entonces tiene que rodearse de personas que sepan más que uno sobre el mismo. Por eso lo primero que yo haría, si fuera Jesús Manuel, es comenzar a presentar un equipo de trabajo de campaña con canas, con experiencia en los temas que Zaragoza domina. Eso sí, no pueden ser figuras percibidas como “cohetes quemaos”. De otra parte, es indispensable comenzar a presentar propuestas bien pensadas y viables, no vender sueños a lo loco. Ya vieron lo ocurrido con la propuesta de Jenniffer González sobre saldar la deuda de la AEE. Esas propuestas deben ser presentadas y defendidas con datos reales y sensatos, por el propio Jesús Manuel y por su equipo. Eso no quiere decir que sus opositores no intentarán ridiculizar las mismas. Por eso deben ser bien pensadas, para bajar la intensidad de las controversias.

Hace unos meses no veía a Juan Zaragoza con probabilidades de prevalecer en una primaria porque no es una persona carismática. Sin embargo, he visto un cambio en su delivery, que lo proyecta más pueblerino. En estos días he cambiado de parecer respecto a que Zaragoza no pueda prevalecer en la primaria. No estoy diciendo que vaya a ocurrir, solo ya no pienso que no puede ocurrir.

Hasta hoy Jesús Manuel presenta su historia de vida. Juan Zaragoza presenta su experiencia administrativa. ¿Qué buscan los populares para presentar como su candidato para prevalecer y resolver algo de los problemas en Puerto Rico? Pues unos pensarán que una persona con historia de vida, y otros con capacidades administrativas.

Creo que el reto mayor, en este momento, lo tiene Jesús Manuel a la hora de atender el tema de la experiencia que Zaragoza el del carisma porque los tiempos de votar por quien baila mejor la macarena ya pasaron, aunque algunos se mantengan en ese viaje. Esto lo digo por los que apuestan a que el carisma es lo que define, al final del camino, si una persona gana o no una elección. Esto apenas comienza y ambos tienen tiempo para atender y reforzar sus talones de Aquiles.

Más columnas de Alex Delgado:

TT Ads