TT Ads

Una fan de Taylor Swift, de 23 años, murió el viernes por la noche durante el concierto del Eras Tour de la cantante en Río de Janeiro, informaron los organizadores del evento en Brasil. Fans y políticos reaccionaron con indignación.

No se dio a conocer la causa de la muerte de Ana Clara Benevides Machado. La fiscalía de Río inició una investigación criminal y dijo que se estaba examinando el cuerpo de Benevides.

Los asistentes al concierto dijeron que no se les permitió entrar con botellas de agua al Estado Olímpico Nilton Santos a pesar de las temperaturas altísimas, y las autoridades federales anunciaron que en los futuros conciertos habrá agua gratuita disponible.

En una nota manuscrita publicada en su red social, Swift dijo que tenía su “corazón destruido”.

“Tengo muy poca información aparte del hecho de que era increíblemente hermosa y demasiado joven”, escribió la cantante.

La empresa organizadora del espectáculo, Time4Fun, dijo en Instagram que Benevides sintió un malestar y fue atendida por los paramédicos. La llevaron al centro de primeros auxilios del estadio y luego a un hospital, donde murió una hora después, según el comunicado.

La temperatura máxima diurna en Río el viernes fue de 39,1 grados Celsius (102,4 Fahrenheit), pero la sensación térmica era mucho más alta.

La sensación térmica —que combina la temperatura y la humedad— llegó a 59 C (138 F) el viernes por la mañana, la más alta que se haya registrado en Río.

Elizabeth Morin, de 26 años, que se mudó recientemente a Río desde Los Ángeles, dijo que la sensación dentro del estadio era como “estar en un sauna”.

“Hacía muchísimo calor. Mi pelo se empapó de sudor apenas entré”, dijo. “En un momento tuve que cuidar mi respiración porque tenía miedo de desmayarme”.

Morin dijo que bebió mucha agua, pero vio “a mucha gente que parecía angustiada” y otros que “chillaban pidiendo agua”. Dijo que pudo conseguir agua desde el borde de la zona donde se encontraba, pero que era mucho más difícil acceder al agua en otras partes del estadio, “sobre todo si uno tenía miedo de perder su sitio”.

Durante el concierto, Swift hizo una pausa y pidió desde el escenario que llevaran agua a un grupo de personas que lograron llamar su atención, dijo Morin.

“Levantaban sus teléfonos que decían ‘necesitamos agua’”, recordó.

El ministro de Justicia, Flávio Dino, dijo en X que el ministerio aplicará “reglas de emergencia” sobre el acceso al agua en espectáculos y otros eventos públicos. Anunció más tarde que “se permitirán botellas de agua para uso personal de material adecuado” en los conciertos y otros eventos y que los productores deben proveer agua gratuita y fácilmente accesible.

Swift tiene dos shows más en Río, el sábado y domingo. Los fiscales dijeron que “supervisarán medidas para evitar nuevos problemas y garantizarán la protección de la salud del público.

Antes del show, Benevides publicó en Instagram una foto de sí misma con camiseta de Taylor Swift, esperando en fila para entrar al estado mientras buscaba protegerse del sol con un paraguas. Como ella, miles de fans aguardaron bajo el sol durante horas hasta que les permitieron entrar.

Abanicándose la cara, dijo a sus seguidores que había llegado a las 11 de la mañana —el show empezó alrededor de las 7 de la tarde— y que estaba “todavía en el lío”.

La amiga de Benevides, Daniele Menin, que asistió con ella al concierto, dijo al sitio noticioso online que su amiga se desmayó cuando Swift interpretaba su segundo tema, “Cruel Summer”.

“Siempre dijimos que cuando (Taylor Swift) viniera a Brasil, encontraríamos la manera de ir. La entrada era muy cara, pero encontramos la manera”, dijo a G1 poco después de la muerte de su amiga.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, dijo en X que “la pérdida de la vida de una joven… es inaceptable”.

Paes escribió que las autoridades investigan las circunstancias de su muerte, pero la municipalidad exigirá que la empresa productora del espectáculo provea nuevos puntos de distribución de agua, más brigadas y ambulancias y adelante la hora de ingreso al estadio en una hora.

“No podré hablar sobre esto desde el escenario porque me sobrecoge la pena cuando trato de hablar sobre ello”, escribió. “Quiero decir que lo siento profundamente y mi corazón roto está con su familia y amigos”.

TT Ads