TT Ads

Los candidatos que se enfrentarán en la segunda ronda electoral de Argentina el domingo cerraron sus campañas el jueves, intentando convencer a los votantes indecisos de cara a lo que los sondeos muestran será una apretada contienda en la que cualquiera de los dos aspirantes podría resultar vencedor.

El populista de derecha Javier Milei, de la coalición La Libertad Avanza, viajó a la provincia de Córdoba, en el centro del país, para encabezar un mitin. En tanto, el ministro de Economía Sergio Massa sostuvo un evento de mucho menor tamaño en una escuela pública de la capital argentina.

“Es muy importante que este domingo nos pongamos de pie y demos vuelta la historia e iniciemos el camino de la reconstrucción argentina”, dijo Milei, acompañado de Patricia Bullrich, quien finalizó en tercer lugar en la primera ronda electoral del mes pasado y que desde entonces le ha entregado su apoyo al aspirante libertario.

La campaña de Milei considera que Córdoba, donde existe una abrumadora oposición al partido gobernante, es clave hacia una eventual victoria el domingo.

Massa eligió cerrar su campaña en un escenario mucho más pequeño, dirigiéndose a un pequeño grupo de estudiantes de secundaria y enfatizando su apoyo a la educación pública.

“El mayor sueño, la mayor utopía es defender la igualdad de oportunidades,” declaró.

Milei hizo un llamado para que sus simpatizantes “no se dejen ganar por el miedo”, y mantuvo sus acusaciones de que Massa y sus aliados intentan asustar al pueblo para que no vote a su favor. En su último anuncio de campaña, Milei mira directamente a la cámara y promete que no privatizará la educación ni los servicios de salud.

Massa ganó los comicios del 22 de octubre, en los que recibió casi el 37% de los votos, aproximadamente siete puntos porcentuales por encima de Milei pero insuficientes para evitar el balotaje. Los sondeos previos, que se han equivocado notablemente en ocasiones anteriores, aseguran que la segunda vuelta se encuentra en un empate estadístico.

TT Ads