TT Ads

El universo de la medicina asegura y recomienda que cada ser humano debería de practicar a lo largo de su vida algún tipo de actividad física, arma fundamental para fortalecer al cuerpo para combatir distintas enfermedades y además, para vencer el tan negativo y muy presente sedentarismo.

El gran problema es que con el pasar de los años, el estado físico va sintiendo cada día más el cansancio y algunas secuelas de lesiones complican aun más el tema.

Ante la diversidad de disciplina deportiva, la Universidad de Harvard destaca entre todas al yoga, ya que reúne todas las características necesarias para ser practicado durante toda la vida y en cualquier edad a pesar de que esta sea en etapa avanzada.

Yoga para toda la vida

La reconocida casa de estudios estadounidense define al yoga como una disciplina que mejora la salud cardiovascular, retrasa el envejecimiento y aporta salud al organismo, además de ayuda a combatir la ansiedad, los problemas de sueño y la depresión.

Los especialistas de Harvard ponen explicaron el porqué puede ser practicada por cualquier persona y a cualquiera edad, ya que genera las siguientes ventajas:

  • Alivio del dolor lumbar: El yoga involucra una variedad de estiramientos y movimientos que mejoran la flexibilidad de los músculos y las articulaciones.
  • Control de la diabetes: Contribuye a reducir la necesidad de medicamentos para la diabetes hasta en un 40%, lo que revela su potencial en el manejo de esta afección. Su práctica regular mejora la sensibilidad a la insulina, lo que facilita la entrada de glucosa en las células y reduce los niveles de azúcar en sangre.
  • Fortalecimiento inmunológico: El movimiento y el estiramiento en el yoga pueden ayudar a estimular el sistema linfático, que juega un papel crucial en la eliminación de toxinas y desechos del cuerpo.
  • Estimulación genética: Activa genes que promueven la salud, una respuesta que se manifiesta incluso en aquellos que están dando sus primeros pasos en esta práctica.
  • Bienestar mental: El yoga contribuye a reducir la depresión, el dolor crónico e incluso a mejorar los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT).
TT Ads