TT Ads

DETROIT (AP) — Trabajadores sindicalizados votaron el jueves a favor de un nuevo contrato del sindicato UAW con General Motors, la primera automotriz de Detroit que logra un acuerdo ratificado para poner fin a un conflicto laboral y una serie de huelgas que paralizaron la empresa.

Según se ve en el sitio web del sindicato, con información de todos los sitios de votación, el contrato fue aprobado por una mayoría del 54,7%. Un vocero confirmó que era el total oficial de votos.

El resultado fue más estrecho que lo previsto, dado los festejos del sindicato el mes pasado por haber logrado muchos reclamos cruciales luego de seis semanas de paros en GM, Ford y Stellantis, el fabricante de los vehículos Jeep, Ram y Dodge.

El jueves, la votación en Ford y Stellantis era ampliamente favorable al contrato. La ratificación llevaba 10.000 votos de ventaja en Ford, una mayoría del 66,7%. En Stellantis, la ventaja era de más de 5.700, una mayoría del 66,5%, según el sitio web del sindicato.

La votación continuará en Ford hasta el sábado por la mañana, y sólo restaba contar dos grandes plantas en Detroit y algunas más pequeñas. En Stellantis, tres fábricas en la zona de Detroit aún no habían votado, y el recuento finalizará el martes, según lo previsto.

Los contratos, de ser aprobados por 146.000 trabajadores sindicalizados, elevarán drásticamente los salarios, con aumentos y ajustes por costo de la vida que se traducirán en un incremento de 33%. Los sueldos más altos llegarán a 42 dólares la hora al caducar el contrato en abril de 2028.

En GM votaron alrededor de 36.000 de los 46.000 trabajadores habilitados.

El presidente Joe Biden dijo que la resolución de la huelga era una de las primeras victorias de lo que llama una economía centrada en los trabajadores. Pero el éxito de los contratos dependerá en última instancia de la capacidad de los fabricantes para seguir generando ganancias al pasar a los vehículos eléctricos en un mercado competitivo.

TT Ads