TT Ads

A solo horas de culminada la Sexta Sesión Ordinaria de la Asamblea Legislativa, en la que al borde de concluir se aprobó la Reforma Contributiva, la Junta de Supervisión Fiscal pidió que no se envíe a La Fortaleza la pieza legislativa porque reduciría los ingresos del Gobierno en unos $750 millones en este año fiscal y en alrededor de $3,000 millones en los próximos cinco años.

En declaraciones escritas, el ente creado bajo la ley federal PROMESA, sostuvo que creen en una reforma contributiva holística, pero la aprobada amenaza la estabilidad fiscal del gobierno.

“Con estas pérdidas sustanciales de ingresos, el presupuesto del Gobierno volvería a caer en déficit; borrando así el progreso logrado en los últimos años para estabilizar las finanzas de Puerto Rico. Es significativamente inconsistente con el Plan Fiscal para Puerto Rico, el presupuesto del año fiscal en curso y PROMESA. La Junta de Supervisión exhorta a la Legislatura a no enviar el proyecto de ley al gobernador para su firma, así como exhorta del mismo modo al gobernador a no convertirlo en ley”, lee la declaración. Agregan que la medida se aprobó de forma apresurada y sin los análisis necesarios.

Medidas que se quedaron sin aprobar

El portavoz del Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes, Carlos Méndez, destacó que más del 60 % de las iniciativas presentadas desde el Ejecutivo quedaron colgadas. Además, Méndez criticó la falta de urgencia del Partido Popular Democrático (PPD) con la reforma contributiva que se aprobó el último día. Destacó que medidas sobre acceso a viviendas, corrupción pública y desarrollo económico no fueron atendidas.

Por su parte, la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, lamentó que no se aprobaran medidas como el Proyecto del Senado 869 que buscaba prohibir el castigo de no asistir a clases a jóvenes bajo custodia de instituciones juveniles.

“Me parece que dice mucho sobre la falta de relevancia de la legislatura al mando del PPD el que se quedaran pendientes medidas que se dirigen a algunos de los asuntos más urgentes del país. Por ejemplo, el proyecto de Denis Márquez (P. de la C. 1333) para atender la violencia contra niños y niñas”, observó la senadora.

Asimismo, la legisladora del expuso que propuestas como la Ley de Costas, la Moratoria de Construcción en Zonas Costeras y el Inventario de Infraestructura Crítica en Lugares Vulnerables a la Crisis Climática permanecen pendientes.

Por otro lado, portavoz del PPD en el Senado, Javier Aponte Dalmau, reconoció que quedaron pendientes asuntos cruciales, incluyendo el aumento salarial a jueces y el fondo para mantenimiento de instalaciones en Roosevelt Roads (PC1430).

Mientras que el senador Rafael Bernabe del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) criticó el proceso legislativo por dejar medidas importantes para el final. Cuestionó la aprobación de la reforma contributiva sin estudios económicos. También lamentó que no se aprobase una Reforma Universitaria.

“En lo positivo, se aprobó la Reforma Laboral por lo que el llamado al gobernador es que lo firme cuanto antes”, señaló. La Junta de Supervisión Fiscal lanzó una advertencia a la Legislatura y al gobernador sobre la medida relacionada a la Reforma Laboral que ya impugnaron exitosamente en el pasado.

TT Ads