TT Ads

Representantes del gremio de enfermería protestaron, ayer, frente al Capitolio de Puerto Rico para exigir justicia salarial y la aprobación de una medida legislativa que minimizaría su carga laboral mediante la dotación de personal por paciente en las instituciones hospitalarias.

Convocada por el portavoz de los enfermeros, Juan Carlos del Valle, y el enfermero especialista Anthony Sánchez, la manifestación propone, además, visibilizar la problemática de asignación de enfermeros por paciente, la reducción de interés académico en la profesión, éxodo de profesionales, falta de aumento salarial por inflación, entre otras situaciones.

“Hay un problema de colapso a nivel de salud pública. Este esfuerzo es por mí, por ti, porque es que esto no es enfermería; es salud pública. La única forma de poder ayudar a sufragar y a restaurar o mejorar los sistemas que tenemos ahora mismo es mejorando las condiciones tanto salariales como la laboral de profesionales de enfermería”, expuso Sánchez a Metro Puerto Rico.

Por su parte, del Valle manifestó su frustración con el panorama actual de la enfermería. “Está bien difícil la lucha. Quisiera continuar batallando y darlo todo, pero ¿como tú puedes dar lo mejor de ti como puertorriqueño, como enfermero, como persona, cuando tienes todo un sistema que prefiere oprimir a la clase trabajadora?”

Para atender estos reclamos, se sometió al Senado, en octubre de 2022, por petición del Colegio de Profesionales de la Enfermería de Puerto Rico (CPEPR), el Proyecto del Senado 1035. La medida establece la cantidad mínima de enfermeros por paciente de acuerdo con su área de cuidado como, por ejemplo, dos pacientes por cada enfermero en Cuidado Intensivo Crítico.

No obstante, según del Valle y Sánchez, el proyecto está “engavetado” en la Comisión de Salud de esa cámara legislativa, presidida por el senador Rubén Soto Rivera, y tampoco fue avalado por el secretario de Salud, Carlos Mellado López.

En junio de 2023, se radicó una segunda pieza legislativa — el Proyecto del Senado 1239 — que también busca regular cómo se distribuye la proporción de los profesionales, pero conforme a los sistemas de categorización de pacientes de cada institución médico-hospitalaria. La asignación de enfermeros, entonces, varía por paciente según las necesidades que presente, contrario a la cantidad fija que propone el proyecto 1035.

Pese a las semejanzas entre los proyectos, hay oposición hacia el proyecto del Senado 1239 porque no contempla a los enfermeros prácticos y le otorga la distribución al hospital por el sistema de categorización. Tanto Sánchez como del Valle indicaron que, al otorgarle la distribución a la institución médica, son propensos a la sobrecarga laboral.

“Si hago un balance en la asignación de paciente-enfermero, el enfermero va a tener más tiempo para brindar el cuidado directo y, por consiguiente, la prestación de servicio va a mejorar”, sostuvo Sánchez, en defensa de la medida radicada en 2022.

Según el CPEPR, el proyecto 1239 atiende la sobrecarga de trabajo al establecer las guías y requerimientos asociados al patrón de personal de enfermería en 28 áreas de servicio, horas máximas de jornada laboral y una paga extraordinaria por horas adicionales trabajadas.

“Continuaremos tocando puertas y llevando el mensaje correcto para que este proyecto, avalado también por el Departamento de Salud, se atienda con la premura que los enfermeros, enfermeras y pacientes necesitan”, leen las declaraciones escritas del Colegio.

TT Ads