TT Ads

Hoy se celebra el día de Halloween y figuras reconocidas puertorriqueñas ya han estado compartiendo sus creativos disfraces a través de sus redes sociales. Muchos de ellos atendieron su trabajo vestidos de diferentes personajes.

Adamari López

La animadora se disfrazó de policía junto a su hija Alaïa Costa. Ambas tuvieron una sesión fotográfica muy divertida donde posaron con pistolas de juguete y esposas.

Rocky The Kid y La Burbu

Los locutores del programa “El Despelote” de la emisora La Nueva 94, llegaron al estudio disfrazados. Rocky era el salvavidas, Mitch Buchannon, de la serie Baywatch y Burbu estaba vestida de militar. Uno velaba el mar y el otro la tierra.

Didi Romero

La actriz, Didi Romero compartió dos sesiones fotográficas con diferentes disfraces. La primera se vistió de zombie y con su maquillaje definitivamente que no se parece en nada.

En las otras fotografías se muestra siendo dos personajes al mismo tiempo siendo Anastasia y Drizella, las hermanastras de la princesa Cinderella. No solo se tomó las fotos sino que también actuó como ellas.

Luz Nereida Vélez

La periodista, Luz Nereida Vélez, llegó al programa NotiCentro de WAPA TV vestida bruja y hasta tenía una escoba.

Pepe Calderon

El animador, Pepe Calderon, llegó al estudio de En la Mañana del canal TeleOnce con su atuendo del fallecido astrólogo, Walter Mercado, y hasta se colocó una capa.

Johnny Lozada y Maripily

El animador, Johnny Lozada se presentó al programa En la Mañana como el cantante Héctor Lavoe. Por su parte, una de las invitadas del programa la modelo, Maripily, estaba de pirata.

Natalia Rivera y Lizmarie Quintana

La animadora Natalia Rivera y la actriz Lizmarie Quintana estaban vestidas de Barbie en el estudio de la emisora La X. La muñeca ha tenido mucho auge este año tras el lanzamiento de la película.

Ivonne Orsini y Bryan Villarini

Los locutres Ivonne Orsini y Bryan Villarini estaban vestidos de los muñecos Raggedy Ann and Andy en el programa Tu tarde a tu Tempo con Orsini y Villarini de la emisora Estereotempo.

Ozuna

El exponente urbano boricua Ouzna se disfrazó del personaje Pablo Mármol, de la comedia infantil “Los Picapiedra”.

¿Por qué nos gusta disfrazarnos en Halloween?

Halloween está incompleto sin los disfraces, que se han convertido en el punto culminante de esta festividad mundial por el encanto que aportan y la posibilidad de asumir una identidad diferente por una noche.

Según una encuesta anual de la National Retail Federation (NRF) realizada por Prosper Insights & Analytics, se espera que el gasto total en Halloween alcance la cifra récord de 12,200 millones de dólares en 2023, superando el récord del año pasado de 10,600 millones. Y los disfraces son uno de los gastos más importantes.

El 69 % de los que celebran Halloween tienen intención de comprar disfraces, lo que supone un aumento con respecto al 67 % del año anterior y la cifra más alta de la historia de la encuesta. Se prevé que el gasto total en disfraces alcance un nuevo récord de $4,100 millones, lo que supone un aumento con respecto a los $3,600 millones de 2022.

“El aumento del gasto en disfraces en los últimos tres años se alinea con la era COVID. Tiene sentido que la gente invierta más en disfraces y celebraciones de Halloween durante este tiempo”, compartió con Metro Carrie McCabe, escritora, cineasta, autoproclamada Experta en Cosas Espeluznantes y presentadora del popular podcast ‘Ain’t It Scary?

La NRF reveló que las principales fuentes de inspiración para los disfraces son las búsquedas en Internet (37 %), la navegación por las tiendas (28 %) y las recomendaciones de amigos y familiares (20 %).

Pero, ¿cuál es el origen de la tradición del disfraz y por qué es tan importante durante la celebración de Halloween? Muchos expertos coinciden en que esta costumbre se remonta a la antigua fiesta celta de Samhain.

“Los disfraces de Halloween siempre han sido una parte importante de la celebración. Su popularidad proviene de la antigua fiesta celta de Samhain, en la que la gente encendía hogueras y se disfrazaba para ahuyentar a los fantasmas. Con el tiempo, esta tradición evolucionó, y los disfraces se convirtieron en una forma de abrazar el espíritu de Halloween, permitiendo a la gente entrar en una identidad diferente, aunque sólo fuera por una noche”, explica a Metro Tadas P, experto en tradiciones culturales y su impacto en la sociedad moderna.

Desde un punto de vista psicológico, los disfraces ofrecen a quienes los llevan una sensación de gratificación. Esto es especialmente cierto en el caso de los niños, que suelen disfrazarse para pedir caramelos.

Según Lisa M. Dinella, catedrática de psicología de la Universidad de Monmouth experta en investigación sobre disfraces de Halloween, los niños que se disfrazan el 31 de octubre fusionan la tradición cultural con una forma de “juego de simulación” adecuada a su edad.

“El juego de simulación fomenta el desarrollo de las capacidades sociales, emocionales y cognitivas de los niños. Les permite sumergirse en papeles distintos a los de su vida cotidiana, ya sea emulando a su animal o personaje favorito, imaginando una profesión divertida o incluso salvando el día como un superhéroe”, explicó Dinella.

Para los adultos, llevar un disfraz también puede representar una satisfacción como forma de expresarse, e incluso como una forma única de volver a ser niños.

“Los disfraces también conceden a la gente la libertad de disfrazarse de sus alter egos y expresarse. Incluso los aspectos sombríos de la naturaleza humana pueden expresarse de forma saludable, si se hace bien. Esto no sólo puede ser satisfactorio, sino que sirve como liberación catártica. Disfrazarse es una actividad común y divertida que uno también puede recordar haber hecho de niño, lo que da a los adultos permiso para volver a ser niños”, concluye C.M. Conway, consultora en narración de historias y cineasta de “Cómo fracasar con éxito en Hollywood”.

4 preguntas a C.M. Conway

¿Por qué es tan popular disfrazarse en Halloween?

–La gente puede expresar su creatividad y sus alter-egos disfrazándose. Es una actividad teatral que crea una animada celebración en torno a Halloween y sus fiestas. ¿A quién no le gusta un buen tema? La gente también puede representar a su personaje favorito de la historia o disfrazarse de una celebridad a la que admira, integrando las cualidades de esa persona en su interior. También es una gran forma de evadirse de la vida normal.

¿Qué representan los disfraces y símbolos de Halloween?

–Iconos y símbolos, a menudo arraigados en la historia, son populares en los atuendos modernos de Halloween. Aunque la iconografía se asocia normalmente con el arte visual (y religioso), motivos similares son evidentes en los disfraces de superhéroes, históricos y religiosos. No es de extrañar que muchos elijan disfrazarse de sus iconos favoritos, como los famosos, durante Halloween.

¿Por qué ha aumentado el gasto en disfraces?

–Halloween se ha convertido en una celebración popular y festiva para toda la familia y en una divertida forma de evasión. La pandemia también puede haber influido en el actual aumento del gasto en disfraces, ya que la fiesta se celebró virtualmente durante el encierro y más allá. Las secuelas han creado un renovado aprecio por los actos presenciales que se han reanudado y rodean a la festividad, incluido el truco o trato para los niños y las fiestas para adultos.

¿Qué satisfacción ofrece un disfraz a su portador?

–Muchos personajes modernos (como los superhéroes y las heroínas) son un reflejo de la mitología. Los dioses y diosas de la antigua Grecia (y del teatro griego) han influido mucho en la evolución de los personajes de acción del cine y la televisión. Muchos disfraces de Halloween reproducen a estos personajes, y la gente puede sentirse como deidades por un día, lo que puede resultar bastante satisfactorio.

TT Ads