TT Ads

El gobernador Pedro Pierlusi anunció un acuerdo colaborativo con el Departamento de Agricultura y la Universidad de Puerto Rico (UPR) para que estudiantes y profesores realicen un estudio de opciones para combinar las actividades agrícolas con los proyectos de energía renovable.

“Aunque las fincas solares que han sido aprobadas por el Negociado de Energía ocuparían ahora mismo menos del 3% de los terrenos agrícolas de la Autoridad de Tierras de Puerto Rico, estamos comprometidos a maximizar su productividad’, aseguró Pierluisi.

El gobernador explicó que la investigación en manos de la facultad y estudiantes de la UPR incluirá revisar toda la documentación disponible sobre sistemas agrivoltáicos. Para generar energía para la finca y para que el excedente sea vendido en el mercado. La iniciativa con la UPR tiene un costo de 1.9 millones e incluye ciclo de vida del sistema fotovoltaico.

Así lo dejó saber en una actividad en la cual se inauguró el proyecto de placas solares, Ciro One Salinas. El proyecto está localizado en un terreno de 280 cuerdas en Salinas. El mismo consiste en 260,000 placas solares y en su primera etapa consta de 260,000 paneles solares y baterías diseñadas para soportar vientos de hasta 175 millas por hora. Pierluisi aseguró, que estos componentes generarán 90 megavatios de energía renovable, con capacidad de ofrecer servicios auxiliares a la red eléctrica. La construcción de este comenzó en el 2022.

A medida que se complete su desarrollo en todas las fases, el proyecto producirá suficiente energía para abastecer a 60,000 hogares típicos de Puerto Rico. La inversión inicial en la primera fase asciende a alrededor de $220 millones de dólares, financiados por inversores locales, y se prevé que comience a funcionar en el año 2024.

A pesar de que varios, detractores han señalado que permitir este tipo de proyectos en terrenos destinados al desarrollo agrícola puede incrementar la vulnerabilidad alimentaria en Puerto Rico, Pierluisi aseguró, que es compatible la energía renovable con el proceso agrícola.

“Los desarrolladores del proyecto han decidido reservar más del 10% de los terrenos para el desarrollo de actividades agrícolas, lo que permitirá a mitigar aprovechar el potencial de la zona, así como a mitigar escorrentías”, dijo.

En cuanto a hacer este tipo de proyectos en otros terrenos que no son para la agricultura, el gobernador dijo que el terreno para agricultura sí se puede utilizar para placas solares, siempre y cuando sea un. Porcentaje bajo.

“Estamos hablando de cuatro tramos, yo creo que al final de los cuatro tramos que es lo que está dispuesto por el Negociado de Energía vamos a estar hablando de 4 o 5% del terreno de la Autoridad de Tierras”, dijo.

Pierluisi Urrutia explicó que la meta es que para el 2025, a nivel de Puerto Rico, el 40% de la energía que se produzca sea de fuentes renovables. “La meta final es todavía más agresiva, que para el 2050, 100% de la generación en Puerto Rico venga de fuentes renovables”, señaló.

El presidente de Ciro One Salinas, Mario Tomasini, indicó que la empresa tiene la intención de maximizar el uso del terreno mediante iniciativas de proyectos agroindustriales en áreas de conservación, bajo las placas solares y la crianza de ovejas par el control de la vegetación y la venta de carne, entre otros.

“El modelo de integración de actividades diversas en los parques de placas solares se ha realizado de forma exitosa en muchas partes del mundo. En estos momentos estamos creando el plan para incorporarlos a Ciro One Salinas de forma que Puerto Rico sea un ejemplo de integración de agricultura con generación de energía limpia y eficiente. Para ello estamos en conversaciones con varias universidades del país, al igual que expertos a nivel local e internacional, estableciendo alianzas en el desarrollo de este”, según dijo.

Vecinos aseguran proyecto causa inundaciones

A las afueras de la actividad se encontraba un grupo de manifestantes miembros de la comunidad aledaña a la finca donde se encuentran las placas. Los manifestantes aseguran que a raíz de la instalación de placas son más propensos a inundaciones.

“Nos inundan de placas, y desde que hicieron eso, cada vez que llueves el agua se nos mete a las casas”, dijo una de las manifestantes.

Por su parte, la alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón aseguró que, “Con relación a los reclamos sobre inundabilidad, nosotros en el Municipio ya nos reunimos con la gerencia de Ciro One, quienes nos presentaron el plano de las medidas de mitigación para el manejo de las escorrentías. Por ejemplo, en ellos crearán 22 charcas a lo largo del proyecto”.

De igual forma, Pedro Pierluisi aseguró que una de las metas es mantener buena comunicación con las comunidades cercanas al proyecto.

TT Ads