TT Ads

A 48 horas de que el gobernador Pedro Pierluisi declarara un estado de emergencia en los municipios de San Juan, Guaynabo y Loíza por las inundaciones repentinas ocasionadas por las lluvias torrenciales del pasado viernes, el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Alexis Torres, indicó que aún no se tiene una idea de la cuantía de los daños causados por el fenómeno.

“En el proceso que nosotros estamos desde el viernes es en coordinar con las diferentes oficinas de manejo de emergencias municipales esa primera respuesta, que es lo que hemos ido llevado a cabo”, indicó Torres en la tarde de ayer, lunes.

No obstante, adelantó que ya los municipios han iniciado los procesos para solicitar ayuda a la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP).

“Tanto Loíza, Guaynabo y San Juan inicialmente habían hecho la solicitud de ayuda y se la habían hecho al gobernador. De la misma manera, en el día de ayer (domingo), Culebra sufrió unos impactos de lluvia”, señaló el secretario del DSP.

“El comisionado Nino Correa estuvo visitando el municipio en el día de hoy (ayer) y están en el proceso de no solo el municipio someter una evaluación de los daños, sino de nosotros poder evaluar esas cantidades y esas reclamaciones”, añadió.

El domingo, Pierluisi ordenó al secretario del DSP a que procediera con la coordinación para utilizar la asistencia federal prestada en respuesta a las peticiones generadas por el gobierno y los municipios. Según se expone en la Orden Ejecutiva 2023-032, la declaración de emergencia busca que los municipios puedan activar los procedimientos especiales para adquirir materiales y servicios esenciales para responder a la emergencia.

El secretario aclaró que el municipio de Loíza específicamente ha sometido reclamaciones tanto por los daños causados por las inundaciones, así como por los daños ocasionados por la fuerte marejada. Torres añadió que se espera que durante la tarde de hoy mejore sustancialmente el tiempo y entonces se podrá tener una idea más clara sobre la cuantía de los daños registrados por las intensas lluvias.

“De los cuatro municipios que hemos tenido contacto directo, Loíza ha hecho unas reclamaciones adicionales por las marejadas que han tenido, y que de cierta manera ha tenido que ver con todo lo que ha estado relacionado con el tiempo”, señaló el funcionario.

Torres adelantó que se espera que la gran mayoría de las reclamaciones sean a causa de las inundaciones, que se han registrado en distintos puntos del área metropolitana y los municipios de Loíza y Guaynabo.

“Son inundaciones que han sucedido en diferentes áreas como Reparto Metropolitano en San Juan, esas propiedades sufrieron un daño mayor”, dijo.

TT Ads