TT Ads

NUEVA YORK (AP) — Ivanka Trump deberá declarar como testigo en el juicio civil por fraude contra su padre, sus hermanos y la empresa familiar, sentenció un juez el viernes.

Se trata de la demanda iniciada por la secretaria de Justicia de Nueva York, Letitia James, contra el expresidente Donald Trump, sus hijos Don y Eric, la empresa Trump Organization y algunos de sus directivos.

Ivanka Trump había sido excluida como acusada y su abogado sostuvo que no debería declarar porque se fue de Nueva York y renunció a su cargo en Trump Organization en 2017. Los fiscales argumentaron que la ex vicepresidente ejecutiva de Trump Organization tiene información pertinente.

El juez Arthur Engoron dio la razón a los fiscales, citando documentos que demuestran que Ivanka Trump aún tiene lazos con algunos negocios en Nueva York y posee departamentos en Manhattan.

“La señora Trump evidentemente ha aprovechado el privilegio de hacer negocios en Nueva York”, dijo Engoron. Añadió que su declaración no sería antes del 1 de noviembre para dar tiempo a sus abogados a apelar.

La demanda de James acusa al expresidente de exagerar su riqueza en documentos financieros entregados a bancos, aseguradoras y otros para ayudarlo a obtener préstamos y pactar acuerdos.

Los acusados lo niegan. Donald Trump, actual favorito para obtener la candidatura presidencial republicana 2024, ha dicho que el juicio es una impostura con motivos políticos. James es demócrata.

Se prevé que el expresidente y sus hijos declararán en el juicio en algún momento. En un anticipo sorpresivo, Trump padre debió declarar brevemente el miércoles en respuesta a preguntas de Engoron sobre comentarios que hizo fuera de la corte.

El abogado de Ivanka Trump, Bennet Moskowitz, había dicho previamente al juez que los abogados estatales “no tienen jurisdicción sobre ella”.

Una corte de apelaciones desestimó los cargos contra ella en junio por considerarlos demasiado viejos. En enero de 2017, antes de la juramentación de su padre, Ivanka Trump dijo que renunciaba a su cargo en Trump Organization. Poco después empezó a actuar como asesora senior no pagada de su padre en la Casa Blanca. Al finalizar la presidencia de su padre, ella se mudó a Florida.

“La idea de que la señora Trump de alguna manera está bajo el control de Trump Organization o de cualquiera de los acusados, su padre —cualquiera que haya criado una hija más allá de los 13 años sabe que no está bajo su control”, dijo Christopher Kise, un abogado del expresidente.

Kise sostuvo que la acusación “sólo quiere una nueva refriega con otro de los hijos del presidente Trump”.

Pero los acusadores argumentaron que Ivanka Trump fue una participante crucial en algunos de los hechos discutidos en el caso y mantiene lazos financieros y profesionales con el negocio familiar y sus jefes.

TT Ads