TT Ads

El coordinador de la red territorial del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) en Dorado, John Ayala Borrero,  manifestó en la tarde de hoy, jueves, que está indignado ante la posición del alcalde del mencionado municipio, Carlos López, sobre la controversia con la alegada presencia de barreras que evitan el acceso a la playa que está frente al hotel Dorado Beach Resort.

Según explicó el líder municipal en una conferencia de prensa celebrada hoy en el Balneario Manuel “Nolo” Morales, las piedras grandes y el muro que se encuentra en la arena están en el lugar desde que se construyó el alojamiento en la década de los 60 con el fin de evitar la erosión costera.

“En vez de poner piedras sueltas, pusieron eso. Desde que era niño pasando pasar por ahí, siempre ha estado esa barrera. Quizás la revistieron, pero eso estaba ahí”, agregó López, quien expresó que las protestas afectan el turismo en Dorado.

Ante esta y otras expresiones, Ayala Borrero señaló que “con solo escuchar la conferencia de prensa del señor alcalde, se puede entender a quién o a quiénes protege el alcalde. Su discurso estuvo dirigido a justificar y mantener el status quo minimizando los reclamos serios que se están haciendo desde hace años”.

Para el coordinador de MVC, las declaraciones del alcalde condenando el campamento “Silla de oro” y las protestas, “tildando a los manifestantes como de personas ajenas a Dorado”, son una carta abierta a la confrontación y promueven actos de violencia.

“Durante su discurso, el alcalde estuvo acompañado de contramanifestantes que se identificaron como trabajadores de construcción de los proyectos de Dorado Beach, desarrollados por la compañía PRISA Group. Este grupo de contramanifestantes se mostraban hostiles contra la presencia de manifestantes en protección de las playas, como demostraron las pancartas que los trabajadores de la construcción portaban”, aseguró Ayala Borrero.

Esta mañana, PRISA Group —grupo desarrollador del complejo turístico y de vivienda— emitió unas declaraciones en las que afirma que la playa frente a los hoteles es pública y no han limitado el acceso a la misma.

“Toda persona en Puerto Rico tiene derecho a disfrutar de las playas públicas, y las que quedan frente a Cerromar y Dorado Beach no son excepción. Nuestra empresa jamás ha limitado el acceso a través de las playas públicas. PRISA Group es una empresa de ley y orden que nunca ha tenido señalamiento alguno por ilegalidades y no vamos a permitir que personas con agendas personales para adelantar sus creencias políticas ataquen vilmente nuestra trayectoria de servicio a Puerto Rico”, lee el comunicado de prensa.

“Eliezer Molina, José Luis Lebrón, Lorenzo Delgado y Pedro Cardona Roig, con sus amenazas, mentiras y una probada trayectoria de hechos de incitación a la violencia, pretenden engañar al pueblo y desestabilizar el orden en que los doradeños cohabitamos. Sus recientes amenazas a nuestra empresa son un ataque al empresarismo puertorriqueño, a los trabajadores de la industria turística, además de un ataque al derecho a la propiedad privada que nuestra constitución protege. Como empresa responsable y cumplidora de la ley, tenemos la obligación de velar y preservar la seguridad de nuestros residentes y huéspedes, y protegerlos de ataques viciosos y malintencionados que tienen un impacto directo en la comunidad y en los sobre dos mil empleos que generamos en Dorado”, añaden las declaraciones escritas de PRISA Group.

Fue precisamente el activista ambiental y excandidato a la gobernación, Eliezer Molina, quien denunció el pasado fin de semana la falta de libre acceso para llegar hasta el balneario.

Por su parte, Ayala Borrero denunció que “aquí todo el mundo sabe que Carlitos López gobierna para unos pocos, no para todos. Sabemos que los altos funcionarios de PRISA Group son grandes donantes de sus campañas, y que familiares del alcalde trabajan para la organización a la que ahora está defendiendo sin razón”.

Grupos de ambientalistas han manifestado que continuarán las manifestaciones y que próximamente establecerán un campamento en la playa, hasta que se resuelva la controversia.

TT Ads