TT Ads

ATLANTA (AP) — Jenna Ellis, abogada y prominente figura conservadora, llegó el martes a un acuerdo con los fiscales y se declaró culpable de un cargo reducido de asistir en los esfuerzos de Donald Trump para anular los resultados electorales de 2020 en Georgia.

Ellis, la cuarta acusada en llegar a un acuerdo con la fiscalía, fue parte importante de la campaña de Trump para su reelección, y junto con él y otras 17 personas, está acusada de violar la ley de Georgia contra el crimen organizado.

Ellis se declaró culpable de asistir en la elaboración de declaraciones y escritos falsos. Enfrentaba cargos de violar la ley de Georgia contra extorsiones y organizaciones delictivas y de solicitar el incumplimiento del deber de un funcionario público.

La semana pasada, otros dos acusados, Sidney Powell y Kenneth Chesebro, hicieron lo mismo. Ello significa que tres figuras prominentes en los esfuerzos por propagar la falsedad de que Trump ganó las elecciones han aceptado asumir la responsabilidad de sus acciones, en lugar de arriesgarse a la decisión de un jurado.

Ellis, de 38 años, dijo entre lágrimas que ella se basó en la asesoría de abogados más experimentados y que falló al no verificar la veracidad de lo que ellos le decían.

La fiscalía recomendó cinco años de libertad vigilada para Ellis, el pago de 5.000 dólares en compensación, el cumplimiento de 100 horas de trabajo comunitario, escribir una carta de disculpas a los ciudadanos de Georgia y declarar verazmente en los juicios relacionados con el caso.

Las declaraciones de culpabilidad y el castigo relativamente leve —la libertad vigilada en lugar de la cárcel— podría presagiar decisiones similares para los otros acusados si estuvieran dispuestos a declararse culpables y y se comprometieran a cooperar como su mejor camino a una indulgencia. Aun así, su rol como testigos contra Trump podría ser cuestionado, ya que su participación directa en la propagación de mentiras seguramente les hará blanco de cuestionamientos a su credibilidad si es que deciden testificar.

El expediente enumera varias acusaciones contra Ellis, incluyendo que ayudó a redactar planes sobre cómo obstruir o demorar la certificación legislativa de los resultados electorales el 6 de enero de 2021, el día en que una turba de fanáticos trumpistas asaltaron el Capitolio estadounidense.

Ellis también está acusada de pedir a legisladores estatales a que ilegalmente designen a un conjunto de electores pro-Trump a una audiencia en Pensilvania, y ella luego participó en un encuentro sobre el tema con algunos de esos legisladores y con Trump en la Casa Blanca. La causa añade que ella también pidió a legisladores estatales que respalden a otros electores falsos a favor de Trump en Georgia, así como en Arizona y Michigan.

___

Weissert reportó desde Washington. El corresponsal Eric Tucker en Washington contribuyó con esta nota.

TT Ads