TT Ads

Hamás liberó el lunes a dos ancianas israelíes mantenidas como rehenes en Gaza, mientras Estados Unidos expresaba una creciente preocupación de que la escalada de la guerra entre Israel y Hamás desencadene un conflicto más amplio en la región, incluidos ataques contra tropas estadounidenses.

El número de muertos en Gaza estaba aumentando rápidamente a medida que Israel intensificaba los ataques aéreos, derribando edificios residenciales en lo que dice era una preparación para un eventual ataque terrestre. Estados Unidos aconsejó a Israel que retrasara una invasión terrestre prevista para dar tiempo a negociar la liberación de más rehenes.

Un tercer pequeño convoy de ayuda procedente de Egipto entró en Gaza, donde la población de 2,3 millones se ha estado quedando sin alimentos, agua y medicinas bajo el bloqueo de dos semanas de Israel. Como Israel sigue prohibiendo la entrada de combustible, la ONU dijo que su distribución de ayuda se detendría en cuestión de días cuando ya no pueda abastecer de combustible a sus camiones. Los hospitales de Gaza están luchando por mantener en funcionamiento los generadores que alimentan equipos médicos vitales e incubadoras para bebés prematuros.

La liberación de los dos rehenes, Yocheved Lifshitz, de 85 años, y Nurit Cooper, de 79, fue confirmada por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Las dos mujeres, junto con sus maridos, fueron sacadas de sus hogares en el kibutz de Nir Oz, cerca de la frontera con Gaza, durante el ataque de Hamás el 7 de octubre en ciudades del sur de Israel. Sus maridos no fueron liberados.

En un comunicado, Hamás dijo que los había liberado por razones humanitarias. Se cree que Hamás y otros militantes en Gaza se han llevado a unas 220 personas, incluido un número no confirmado de extranjeros y personas con doble nacionalidad. Hamás liberó a una mujer estadounidense y a su hija adolescente la semana pasada.

Se espera ampliamente que Israel lance una ofensiva terrestre en Gaza, prometiendo destruir a Hamás después de su brutal ataque del 7 de octubre a las comunidades del sur de Israel. Esto está generando temores de que la guerra se extienda más allá de Gaza e Israel, mientras los combatientes respaldados por Irán en la región advierten sobre una posible escalada, incluyendo ataques contra las fuerzas estadounidenses desplegadas en el Medio Oriente.

TT Ads