TT Ads

Tras seis años de ausencia de los escenarios de la Isla el cantautor y productor puertorriqueño Draco Rosa presentó, la noche del sábado en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, un resumen de sus 40 años de trayectoria musical bajo el nombre “Mysticus”.

Al filo de las diez de la noche el ganador de múltiples premios Grammy y premios Grammy Latinos comenzó la jornada musical al ritmo de Mama, canción que fue precedida por una breve introducción que incluyó la canción Selva.

Desde una tarima humeante y una pantalla central con impresionantes imágenes que servían de fondo, el también actor, ataviado con sombrero, gafas y ropa negra, continuó arrancando gritos de los espectadores con temas como Cruzando puertas, Penélope y Pasión.

El autodenominado “enigmático recluso” de 54 años, rememoró, además, canciones de su época en Menudo y en Maggies Dream tales como como Cannonball y Love and Tears, respectivamente. Incluyó, también, canciones de su faceta como productor para sus compatriotas, Ednita Nazario y Ricky Martin, las cuales fueron entonadas con entusiasmo por el público.

Entre canciones, Draco narraba algunas de las historias personales que condujeron al nacimiento de canciones y producciones musicales, anécdotas que dieron cierto toque de conexión entre el artista y los espectadores.

“Esta noche para mí ha sido muy especial”, expresó el artista ya casi finalizado el concierto.

A partir de Paraíso prometido, el artista realizó un cambio de ropa a color blanca en un evidente contraste con su indumentaria inicial.

Una de las canciones más vitoreadas y cantadas por los presentes fue Vagabundo, del álbum del mismo título y considerado unas de las joyas de la corona del rock en español.

Robert Edward Rosa Suárez, nombre de pila del artista, anunció en el 2011 que fue diagnosticado con un linfoma Non-Hodgkin ubicado cerca del hígado y, en agosto de 2018, siete años más tarde, informó que estaba libre de la enfermedad.

TT Ads