TT Ads

Miles de personas participaron el domingo en vigilias en Berlín y Londres para oponerse al antisemitismo y apoyar a Israel, mientras que en París y otras ciudades, miles de manifestantes propalestinos exigieron un cese del fuego y alivio para las personas en la asediada Franja de Gaza.

Algunas de las personas que se reunieron frente a la Puerta de Brandeburgo llevaban banderas israelíes o carteles con fotos de algunas de las más de 200 personas secuestradas por Hamas durante la incursión moral de los milicianos en Israel.

“Es insoportable que otra vez los judíos están viviendo con miedo; precisamente en nuestro país”, dijo el presidente Frank-Walker Steinmeir a los reunidos que, según cálculos de los organizadores eran 20,000 y de la policía eran 10,000. “Cada ataque a los judíos, a las instituciones judías, es una vergüenza para Alemania. Cada ataque me llena de vergüenza y rabia”.

En una vigilia a la que asistieron miles de personas en la Plaza Trafalgar de Londres, los participantes sostenían carteles con las imágenes de personas secuestradas y desaparecidas. Corearon “tráiganlos a casa” y guardaron silencio mientras se leían los nombres de los secuestrados.

Voceros tanto del gobierno del partido Conservador del Reino Unido y el partido Laborista de la oposición se dirigieron a los reunidos. El secretario de Comunidades Michael Gove dijo que el ataque de Hamas del 7 de octubre fue un acto de “barbarismo y maldad incomparable”.

Cientos de personas se manifestaron afuera de las oficinas de Naciones Unidas en Ginebra para exigir la liberación de los secuestrados. En su mayoría ondeando banderas israelíes, pero también alemanas y suizas, los manifestantes sostenían en alto carteles que decían “Los niños no son piezas de negociación” o camisetas con el mensaje #SetThemFree (Libérenlos).

En Francia, que tiene las comunidades judías y musulmanas más grandes de Europa, miles de manifestantes se reunieron en París para exigir que Israel deje de atacar Gaza. La policía calculó que 15,000 personas asistieron.

Según cálculos de la policía, 12,000 personas se reunieron afuera de instituciones de la Unión Europea en Bruselas para un evento organizado por grupos, incluidos sindicatos, organizaciones cristianas y movimientos de solidaridad árabe.

TT Ads