TT Ads

El secretario de Estado Antony Blinked declaró que Estados Unidos anticipa que la guerra entre Israel y Hamas escalará mediante la participación de grupos vinculados a Irán, pero advirtió que está listo para responder en caso de que sus fuerzas sean atacadas.

“Eso no es lo que queremos, no es lo que estamos buscando. No queremos una escalada”, expresó Blinken. “No queremos ver a nuestras fuerzas o a nuestro personal bajo fuego. Pero si ello ocurre, estamos listos”.

Las declaraciones de Blinken ocurren cuando la represalia israelí al brutal ataque perpetrado por el grupo Hamás el 7 de octubre entra en su tercera semana.

Aviones israelíes atacaron blancos en Gaza la noche del sábado y hasta entrado el domingo, así como dos aeropuertos en Siria y una mezquita en Cisjordania supuestamente usada por milicianos, en momentos en que la guerra amenaza con involucrar a más países del Medio Oriente.

Israel también ha intercambiado fuego con el grupo guerrillero libanés Hezbollah, y las tensiones van en aumento en Cisjordania, donde las fuerzas israelíes han estado batallando contra milicianos en campamentos de refugiados, y han llevado a cabo dos ataques aéreos en días recientes.

Estados Unidos ordenó el domingo a todo su personal no esencial de su embajada en Irak a abandonar el país.

Blinken, quien recientemente visitó la región, habló de “la probabilidad de una escalada” al tiempo que advirtió que nadie quiere ver un segundo o tercer frente en la guerra.

Dijo que Estados Unidos anticipa “una escalada por grupos vinculados a Irán contra nuestras fuerzas, contra nuestro personal”, pero añadió, “estamos tomando medidas para asegurarnos de que podemos efectivamente defender a nuestra gente y responder decisivamente si tenemos que hacerlo”.

El presidente Joe Biden repetidamente ha dicho que tiene un mensaje simple para los enemigos de Israel que traten de aprovecharse de la situación: “No lo hagan”.

Blinken, en el programa “Meet the Press” de NBC, destacó que Estados Unidos ha mandado más fuerzas a la región, incluyendo dos grupos de ataques de portaaviones, “no para provocar, sino para disuadir, para dejar claro que si alguien trata de hacer algo, estamos allí”.

TT Ads