TT Ads

ATLANTA — El abogado Kenneth Chesebro, quien residente en Puerto Rico desde el año pasado, se declaró culpable de un delito grave el viernes justo cuando comenzaba la selección del jurado en su juicio por cargos que lo acusaban de participar en los esfuerzos para revertir la derrota de Donald Trump en las elecciones de 2020 en Georgia.

Chesebro, quien fue acusado junto con Trump y otras 17 personas de violar la ley estatal contra el crimen organizado, se declaró culpable de un delito grave de conspiración para cometer la presentación de documentos falsos en un acuerdo de último minuto. Su declaración se produjo un día después de que su colega abogada Sidney Powell, que debía ir a juicio junto con él, se declarara culpable de seis cargos de delitos menores.

En el caso de Chesebro, fue sentenciado a cinco años de libertad condicional y 100 horas de servicio comunitario y se le ordenó pagar 5.000 dólares en restitución, escribir una carta de disculpa a los residentes de Georgia y testificar con sinceridad en cualquier juicio futuro relacionado.

Las dos declaraciones de culpabilidad, junto con una tercera para un fiador de fianzas el mes pasado, son importantes victorias para la fiscal de distrito del condado de Fulton, Fani Willis, quien obtuvo la acusación en agosto. Le permiten evitar un juicio prolongado de sólo dos acusados (lo que les habría dado a los restantes una idea de su estrategia judicial) y reducir gradualmente un grupo difícil de manejar de acusados.

Chesebro, que vive en Puerto Rico, fue acusado inicialmente de delitos graves de extorsión y otros seis cargos como parte de un amplio plan para mantener al presidente republicano en el poder después de que perdió las elecciones de 2020 ante el demócrata Joe Biden. La acusación formal alega que Chesebro coordinó y ejecutó un plan para que 16 republicanos de Georgia firmaran un certificado declarando falsamente que Trump ganó el estado y declarándose electores “debidamente elegidos y calificados” del estado.

Para los fiscales, el acuerdo de culpabilidad garantiza que Chesebro acepte públicamente la responsabilidad por su conducta en el caso y elimina la incertidumbre de un juicio por un jurado de sus pares. También lo obliga a testificar sobre las comunicaciones que tuvo con los abogados de la campaña de Trump y asociados cercanos, incluido el coacusado Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y abogado de Trump.

La selección del jurado para el juicio de Powell y Chesebro debía comenzar el viernes después de que cada uno presentara una demanda para un juicio rápido. Una vez que Powell se declaró culpable, Chesebro debía continuar el juicio por su cuenta.

Chesebro se mudó a Puerto Rico en 2022 mientras trabajaba para Napoli Shkolnik, una firma que ha representado a víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre, así como a víctimas de la crisis del agua de Flint. Varios socios de la firma viven en Puerto Rico, dijo la directora de operaciones Gloria Werle al Washington Post, según reportó Latino Rebels.

TT Ads