TT Ads

WASHINGTON (AP) — Sin desistir de sus aspiraciones, el legislador republicano Jim Jordan dijo a sus correligionarios el jueves que respaldará a un presidente interino mientras busca apoyo para ocupar el puesto en forma definitiva.

En una reunión a puertas cerradas del bloque mayoritario republicano, Jordan expresó su apoyo al plan sin precedentes de darle al presidente interino Patrick McHenry mayores poderes para reanudar las sesiones a fin de que la cámara se ocupe de asuntos cruciales de gobierno.

Así lo expresaron bajo la condición de anonimato varios republicanos que asistieron a la reunión.

La cámara estaba convocada tentativamente para sesionar por la tarde, pero ahora es dudoso que Jordan haga un nuevo intento inmediato para ganar la presidencia. El agresivo aliado del expresidente Donald Trump no ha podido obtener la mayoría necesaria, pero ni él ni sus aliados de la ultraderecha darán un paso al costado a favor de un candidato republicano más potable.

Al mismo tiempo, cunde la desesperante convicción de que la cámara puede quedar empantanada, paralizada y sin un presidente para el futuro previsible a medida que la mayoría republicana se hunde en la disfunción.

“Creo que realmente el 17 de noviembre es una fecha concreta”, dijo el republicano Kevin Hern, líder de un gran grupo conservador, en alusión al próximo plazo para que el Congreso apruebe un presupuesto o se corra el riesgo de un cierre del gobierno federal.

Los próximos pasos eran inciertos el jueves, cuando los republicanos, sumidos en su furia impotente, exploraban otras opciones.

Lo que estaba claro era que el camino de Jordan hacia la presidencia de la cámara estaba casi con certeza cerrado.

TT Ads