TT Ads

Los Oscar reclutaron a un grupo de veteranos de la televisión en vivo para supervisar su entrega número 96 en marzo.

Raj Kapoor será el productor ejecutivo y cabeza creativa, Katy Mullan será la productora ejecutiva y Hamish Hamilton volverá a dirigir por primera vez en casi una década, dijo el martes la academia de cine.

Kapoor, que ha trabajado en los Oscar durante los últimos siete años, también ha producido los Grammy, los Emmy y “Adele: One Night Only”, mientras que Mullan produjo “Beauty and the Beast: A 30th Celebration” (“La Bella y la Bestia: Celebrando 30 años”) y las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos Olímpicos de Londres. Hamilton ha colaborado en tres trasmisiones de los Premios de la Academia, incluida la 82a edición de los Oscar presentada por Steve Martin y Alec Baldwin y la 86a edición de los Oscar presentada por Ellen DeGeneres, además de 14 espectáculos de medio tiempo del Super Bowl y la Inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres.

“Su profundo amor por el cine, su visión fresca y su tremenda experiencia en televisión en vivo son perfectos para nuestro espectáculo revitalizado”, dijeron el director ejecutivo de la Academia, Bill Kramer, y la presidenta de la Academia, Janet Yang, en un comunicado conjunto.

Aún no se ha anunciado ningún anfitrión.

La huelga de actores de Hollywood ha trastocado gran parte del período previo a la temporada de premios, ya que los actores no pueden promover sus proyectos. Pero los Oscar, que celebran todos los aspectos del cine, siguen adelante con sus planes. La 96ª edición de los Oscar está prevista para el domingo 10 de marzo en el Teatro Dolby de Los Ángeles.

“Después de haber trabajado con Raj, Katy y Hamish en muchos proyectos especiales y memorables a lo largo de los años, tenemos plena confianza en su visión para la 96a edición de los Oscar”, dijo Rob Mills, ejecutivo de Walt Disney Television.

“Su creatividad, energía contagiosa y amor sincero por el cine serán el boleto para hacer de la ceremonia de este año una noche inolvidable”, añadió Mills.

Lisa Love y Raúl Àvila también volverán a diseñar la “estética de la alfombra roja”, que el año pasado incluyó dejar la alfombra roja y usar, en cambio, una pasarela de color champán que conducía al teatro.

Como muchas entregas de premios, los Oscar han sufrido una caída en los ratings en los últimos años, y no sólo por las ediciones pandémicas.

Aunque también han tenido un modesto repunte en los últimos dos años. La ceremonia de este año, que tuvo como maestro de ceremonias a Jimmy Kimmel, atrajo a 18,7 millones de espectadores en marzo. Aunque mejoró mucho con respecto a los 10,4 millones que sintonizaron los Oscar de Union Station en 2021 y los 16,6 millones que presenciaron a Will Smith abofetear a Chris Rock en 2022, también fue el tercer programa con menor audiencia. Antes de 2018, la audiencia nunca había sido inferior a 32 millones.

La sabiduría convencional sugiere que el público está directamente relacionado con la popularidad de las películas nominadas a los principales premios. Este año parece que ya tenemos la respuesta, aunque esa es mucha presión para Barbenheimer.

TT Ads