TT Ads

Una enorme explosión sacudió el martes un hospital de la ciudad de Gaza lleno de heridos y otros palestinos que buscaban refugio, matando a cientos de personas, dijo el Ministerio de Salud dirigido por Hamas. Hamas atribuyó el ataque a un bombardeo aéreo israelí, mientras que el ejército israelí dijo que el hospital fue alcanzado por un cohete lanzado erróneamente por militantes palestinos.

El Ministerio de Salud dijo que al menos 500 personas habían muerto. Un video que The Associated Press confirmó que era del hospital mostraba un incendio que envolvía el edificio y los terrenos del hospital sembrados de cuerpos destrozados, muchos de ellos niños pequeños. A su alrededor, en el césped, había mantas, mochilas escolares y otras pertenencias.

La carnicería se produjo mientras Estados Unidos intentaba convencer a Israel de que permitiera la entrega de suministros a civiles, grupos de ayuda y hospitales desesperados en la pequeña Franja de Gaza, que ha estado bajo un completo asedio desde el ataque mortal de Hamás en el sur de Israel la semana pasada. También se produjo un día antes de que el presidente Joe Biden visitara la región para mostrar su apoyo a Israel y tratar de evitar que la guerra se extendiera.

Cientos de palestinos se habían refugiado en al-Ahli y otros hospitales de la ciudad de Gaza en los últimos días, con la esperanza de evitar los bombardeos después de que Israel ordenara a todos los residentes de la ciudad y las zonas circundantes que evacuaran al sur de la Franja de Gaza.

Hamás calificó el ataque al hospital del martes como “una masacre horrible” y dijo que fue causado por un ataque israelí.

El ejército israelí, sin embargo, dijo que militantes palestinos habían disparado una andanada de cohetes cerca del hospital en ese momento. “La inteligencia de múltiples fuentes que tenemos en nuestras manos indica que la Jihad Islámica es responsable del fallido lanzamiento del cohete”, dijo.

Ambulancias y automóviles privados trasladaron a unas 350 víctimas de la explosión de al-Ahli al principal hospital de la ciudad de Gaza, al-Shifa, ya abrumado por los heridos de otros ataques, dijo su director, Mohammed Abu Selmia. Los heridos fueron tendidos sobre suelos ensangrentados, gritando de dolor.

“Estamos metiendo cinco camas en una pequeña habitación. Necesitamos equipos, necesitamos medicinas, necesitamos camas, necesitamos anestesia, necesitamos todo”, dijo Abu Selmia, advirtiendo que el suministro de combustible para los generadores del hospital se acabará el miércoles. “Creo que el sector médico de Gaza colapsará en unas horas”.

Antes de las muertes en el hospital al-Alhi, los ataques israelíes en Gaza mataron al menos a 2.778 personas e hirieron a 9.700, según el Ministerio de Salud de Gaza. Casi dos tercios de los muertos eran niños, dijo un funcionario del ministerio. Se cree que otras 1.200 personas en toda Gaza están enterradas bajo los escombros, vivas o muertas, dijeron las autoridades sanitarias.

TT Ads