TT Ads

EL CAIRO (AP) — El llamado israelí del viernes a que la mitad de la población de la Franja de Gaza emigre hacia el sur despierta temores en Egipto de una oleada masiva de refugiados a través de su frontera, que está fuertemente fortificada.

Desde que el ataque sangriento de Hamas a Israel provocara una represalia masiva contra Gaza, el gobierno egipcio se afana frenéticamente por negociar el ingreso de ayuda humanitaria al territorio palestino a través de su cruce, en parte con la esperanza de evitar un éxodo hacia la península del Sinaí. Las autoridades señalan que no han recibido respuesta de Israel.

El secretario de Estado estadounidense Antony Blinken prevé visitar El Cairo durante el fin de semana, y es probable que las autoridades egipcias discutan con él la entrada de ayuda.

Israel selló la Franja de Gaza y detuvo el ingreso de alimentos, agua, medicamentos y combustibles para sus 2,3 millones de habitantes, al tiempo que los bombardeos han reducido a polvo grandes franjas de sus ciudades. El único acceso por ahora es el cruce de Rafah con Egipto. Pero éste ha dejado de funcionar debido a los constantes ataques aéreos israelíes al lado palestino de la frontera. El Ministerio del Exterior egipcio señaló que los camiones con ayuda están detenidos del lado egipcio.

El presidente egipcio Abdul Fatá El Sisi pidió en un discurso el jueves que se permita el acceso a través de Rafah y rechazó la idea de permitir el ingreso masivo de palestinos.

“La amenaza allí es importante porque significa la liquidación de esta causa (palestina)”, dijo El Sisi en una ceremonia de graduación del colegio militar en El Cairo. “Es importante que su pueblo permanezca firme y exista en su tierra”. Señaló que de antemano hay unos 9 millones de refugiados en Egipto. Esa población aumentó bruscamente este año cuando 300.000 sudaneses huyeron de la guerra en su país a Egipto, que ya enfrentaba una crisis económica.

El viernes, el Ministerio del Exterior egipcio fue más allá al calificar la orden israelí de evacuación de “violación grave” de las leyes internacionales.

Khaled Gendy, investigador senior del Middle East Institute, dijo que a Egipto le preocupa sobre todo que cientos de miles de refugiados se conviertan en una presencia permanente.

“¿Qué clase de garantías habrá para su retorno?”, se preguntó.

En la guerra de 1948 en torno a la creación del Estado de Israel, los palestinos fueron expulsados o huyeron a países vecinos y desde entonces no se les ha permitido el retorno, lo que ha sido uno de los principales puntos de fricción en el extinto proceso de paz.

Un alto funcionario del Departamento de Estado que acompañó a Blinken de Jordania a Qatar dijo que Washington mantiene conversaciones con Israel, la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja acerca de la creación de zonas seguras dentro de Gaza, donde los civiles puedan recibir ayuda humanitaria. No estaba claro si la ayuda entrará desde Israel o Egipto.

TT Ads