TT Ads

El meteorólogo y director del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Ernesto Rodríguez Fernández, comunicó hoy, jueves, que se espera que los índices de calor comiencen a disminuir en noviembre y diciembre, tras registrar temperaturas sobre el promedio la mayor parte del verano.

Esta mañana, las autoridades del tiempo informaron que los índices de calor podrían estar entre 112-114 grados Fahrenheit (°F) en el oeste al norte central y en Culebra, y hasta 111 °F en el resto de las áreas urbanas y elevaciones más bajas de Puerto Rico, incluido Vieques.

En cuanto a la emisión de avisos y advertencias de calor a mediados de octubre, el meteorólogo indicó que “es bastante normal. Los meses más calurosos en la isla se extienden desde mayo hasta octubre. Ya en noviembre y diciembre empiezan a bajar las tempearturas nuevamente, y empezamos a recibir los fresquitos navideños”.

Rodríguez Fernández informó que “en octubre, la temperatura máxima promedio es alrededor de 88.6 °F y, ya para noviembre, es 86.1 °F. Esa temperatura promedio máxima disminuye alrededor de dos grados, y, si lo comparamos con diciembre, ya sería alrededor de cuatro grados, con la temperatura máxima promedio estando en los 84.2 °F”.

El director del SNM explicó que, a finales de octubre y en noviembre, el ángulo del sol cambia, pues, al cambiar la época del año, ya el sol no está tan arriba, por lo que las temperaturas también tienden a disminuir.

Además, Rodríguez Fernández dijo que las temperaturas este año han sido mucho más altas comparadas con otros años. “Por ejemplo, el mes de junio pasado fue el mes más caliente en la historia para San Juan, con más de cien años de data”.

Las advertencias de calor se emiten cuando los índices de calor sobrepasan los 108 °F. El aviso de calor excesivo es de más de 111 °F.

“Mayormente, cuando tenemos estos avisos de calor y advertencias, suelen ocurrir en las áreas costeras, prácticamente en todas las áreas costeras de Puerto Rico. Hoy, específicamente, vemos los municipios del norte central, noroeste y oeste de Puerto Rico bajo aviso de calor excesivo, y las otras áreas costeras, incluyendo Culebra y Vieques, están bajo advertencia de calor”, explicó.

En cuanto a la posibilidad de que se desarrollen más sistemas en lo que queda de la temporada de huracanes, Rodríguez Fernández sostuvo que “todavía las condiciones, en términos de las aguas, están favorables para que estas ondas tropicales que salen de África pudieran convertirse o en depresión o tormenta tropical”.

La temporada de huracanes se extiende hasta el 30 de noviembre.

TT Ads