TT Ads

DETROIT (AP) — El sindicato United Auto Workers escaló significativamente el miércoles sus huelgas contra las tres empresas automotrices de Detroit, al añadir una importante fábrica de camionetas Ford en Louisville, Kentucky.

En un movimiento sorpresivo, los 8.700 miembros dejaron sus puestos de trabajo en la planta alrededor de las 6:30 de la tarde. La fábrica produce la rentable serie F de pickups y otras camionetas SUV de gran tamaño.

El presidente de UAW, Shawn Fain, indicó en un comunicado que el sindicato ha esperado suficiente, “pero Ford no ha recibido el mensaje” para negociar un contrato justo.

Ford calificó la expansión de la huelga como un acto “extremadamente irresponsable”, pero dijo que no le sorprende dadas las declaraciones de los líderes del sindicato de que querían mantener heridas a las automotrices de Detroit con un “caos industrial”.

TT Ads