TT Ads

Para la reportera de Telemundo Luisa Sotero superar el diagnóstico de cáncer de seno le abrió la puerta para concientizar sobre la enfermedad a temprana edad.

En el 2021, a sus 26 años, Sotero sintió un dolor en el área del seno que no era normal. Un año más tarde doctores le confirmaron que era cáncer.

“Cuando yo recibí el diagnóstico del cáncer, fue un gran paso porque ya tenía diagnóstico y era cómo ahora procede, qué tengo que hacer ahora. Así que yo digo que desde que supe que tenía cáncer yo lo vi hasta como un proyecto de ‘qué está sucediendo”, relató en entrevista con Metro Puerto Rico.

Siguiendo el consejo de una doctora “lo que no es de uno se saca de cuerpo”, la reportera pasó el procedimiento de una doble mastectomía que significó la remoción de ambos de sus senos.

Durante el proceso del diagnóstico, Sotero decidió mantener la noticia en privado para poder manejar la situación junto a sus familiares. No obstante, supo que era importante compartir que era sobreviviente de cáncer para educar sobre la enfermedad a temprana edad.

“Lo decidí hacer público con el interés de llevar un mensaje para no solo los jóvenes, no hay un estudio anual. Así que queda de nosotros el tocarnos y el buscar ayuda”, enfatizó.

Batallando por mi vida

La joven sureña reconoció las incógnitas que existen alrededor de esta enfermedad en especial cuando se tratan de personas jóvenes entre 15 a 39 años. Por tal razón e impulsada por su propia experiencia decidió hacer el reportaje especial “Batallando por mi vida”.

A través de su trabajo, Sotero coincidió con varias mujeres jóvenes que atravesaban situaciones similares con la enfermedad.

“Desde el inicio yo quería hacer esto [el reportaje] porque uno va a las oficinas o cuando uno es parte, uno escucha tantas historias que uno dice ‘esto también se tiene que escuchar, esto es un mensaje que se tiene que dar a las personas’. Así que yo creo que el cáncer me sirvió para llegar a muchas personas y ver problemas que se están dando dentro del sistema que hay que solucionarlo”, insistió.

Sotero se preocupó por los procesos que muchos pacientes tienen que pasar aparte de los tratamientos como los costos, las aprobaciones, el acceso a citas con especialistas, entre otros.

“Hay tantos temas que se involucran que yo creo que es tiempo de ponerlos sobre la mesa y que también los pacientes sepan cuáles son sus derechos para ellos mismos poder defenderse”, puntualizó.

Al igual que la reportera, en la gran mayoría de los casos reseñados, las pacientes no tenían historial de cáncer de seno en la familia.

Según el reportaje “Batallando por mi vida”, en estadísticas de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Ciencias Médicas para los años 2014 a 2018, el cáncer de seno fue causa de un 25.3 por ciento de las muertes entre adolescente y jóvenes.

Para Sotero es importante la concientización de que es una enfermedad que puede dar a temprana edad.

“Uno siempre escucha hazte las pruebas anuales desde los 40 años, pero qué pasa con nuestra población. En ese momento me estaban diagnosticando cáncer de seno y yo decidí mantenerlo privado, pero el día antes de mi mastectomía, me encontré con otra joven que le dio cáncer de seno y partes de sus palabras es ‘hay que educar, hay que exponerlo, y hay que dar un mensaje”, aseveró.

De igual forma, la reportera aseguró que lo más dificultoso para una joven con cáncer es el detectarlo.

“Usualmente en las edades de 15 a 39 años lo que me comentaban los doctores, es que lo más difícil es diagnosticarlo porque no hay exámenes”, detalló.

Por otro lado, Sotero confesó que sintió un poco de miedo al hablar del tema por ser uno sensitivo, pero reconoció la importancia de exponer la situación de salud.

“La misma persona que me dijo el día antes de mi mastectomía ‘esto hay que exponerlo, esto hay que llevar un mensaje’ me estaba diciendo ‘no hay mejor abogado que uno mismo’. Así que también está en nosotros buscar ayuda y defendernos”, recalcó.

Asimismo, reconoció que el haber pasado por la enfermedad le dio una perspectiva de simpatía al trabajar el reportaje. “Muchos de estos pacientes y entrevistadas las considero mis amigas”.

Sotero se encuentra libre de cáncer desde diciembre del 2022, pero con una misión de educar sobre la detección temprana y el cuidado de uno mismo.

TT Ads