TT Ads

A un año de ser el segundo más nominado de los Latin Grammy, el mexicano Édgar Barrera reclamó el primer puesto general con 13 menciones que incluyen las categorías de canción del año y álbum del año, así como canción tropical y canción regional, estas dos últimas compitiendo por partida triple, además de estrenar la categoría de compositor del año y mantenerse en la de productor del año.

“Yo no espero que las cosas sucedan, yo hago que las cosas sucedan siempre en el estudio”, dijo Barrera en una entrevista reciente por videollamada desde Miami.

Barrera, quien previamente ha sido galardonado con 18 Latin Grammy, ha colaborado con artistas como Madonna, Karol G, Peso Pluma y Shakira. Este año está nominado en las categorías principales de grabación del año por “La fórmula” de Maluma y Marc Anthony, álbum del año por “De Adentro Pa Afuera” de Camilo, así como canción del año por “NASA” de Camilo y Alejandro Sanz y “un x100to” de Grupo Frontera y Bad Bunny.

El caso de Grupo Frontera es especial para Barrera, pues impulsó a la banda desde sus inicios para pasar de tocar covers en fiestas a presentarse en el Zócalo de la Ciudad de México en las recientes festividades del Día de la Independencia mexicana en septiembre.

“De estar tocando para 20 personas el año pasado en abril a estar tocando para 220.000 es un gran logro”, dijo Barrera. “Estábamos bien nerviosos porque estaba lloviendo y granizando y al final gracias a Dios se fue la lluvia”.

Barrera dijo que acababa de tener una sesión con Jowell & Randy y otra con Arcángel, astros de la música urbana.

“A veces me llevo como que semanas haciendo cosas urbanas y luego semanas haciendo regional mexicano, luego otra semana haciendo pop, tropical también otra semana”, dijo. “Hago un poquito de todo, para no saturarme con un solo ritmo o con un solo sonido”.

Barrera camina en el filo entre lo que es un productor y lo que es un artista, especialmente con la nueva categoría de compositor que lo acerca más al lado creativo de la industria musical. Dice que evita los egos y se siente mejor detrás de la consola que frente a un micrófono.

“Ser como ese artista que está de figura pública y eso como que no me llama la atención”, dijo. “No me gusta ese protagonismo ni nada de eso. Estar atrás escondido, escribiendo las canciones, produciendo, haciendo lo que me gusta hacer, lo que sé hacer, con eso es suficiente y no necesito la pauta de ser el artista, de que me nombren”.

“Yo estoy para brindarle un servicio a los artistas”, agregó. “Estoy ahí para facilitarles lo que ellos quieren decir en su carrera”.

Se dijo orgulloso de estar nominado en la flamante categoría de compositor del año rodeado por colegas con los que suele colaborar y de los que le gusta aprender como Kevyn Mauricio Cruz alias Keityn y Elena Rose. La categoría la completan Felipe González Abad, Manuel Lorente Freire, Horacio Palencia.

“Ayer estaba componiendo con Keityn y estoy nominado contra él, escribimos todos los días juntos, con Elena Rose he escrito canciones para Christian Nodal”, dijo. “Somos amigos y como que no es tanto una competencia, yo lo veo más como que la academia nos está dando un espacio para que nosotros brillar ahí y estamos todos ahí brillando juntos”.

Sus postulaciones a canción del año también comparten este espíritu de cooperación. En el caso de “NASA”, Camilo era su colega compositor antes de que el colombiano comenzara su carrera como intérprete. Ambos admiran a Sanz, así que cuando Camilo le dijo que pensaba invitarlo a su canción esto lo emocionó.

“Los que nos dedicamos a la composición tenemos a Alejandro Sanz como un maestro”, dijo Barrera, quien también está nominado en el campo de música pop por la canción “5:24” de Camilo. “Por suerte la canción no la escribimos como pensando en Alejandro, porque si la hubiéramos hecho pensando en Alejandro todavía la estaríamos escribiendo en este momento”.

“Un x100to” es una de las pocas canciones de música regional mexicana que han logrado llegar hasta la categoría de canción del año en los Latin Grammy, que en su edición 2023 se entregarán el 16 de noviembre en Sevilla, España.

Era una apuesta de Barrera para adentrar a Bad Bunny al género regional mexicano y de paso trabajar con un artista con el que siempre había querido entrar en el estudio. Para su fortuna, el astro puertorriqueño quería hacer algo con un toque mexicano desde hacía tiempo.

“Es muy difícil, cuando el artista es tan bueno en lo que hace, por ejemplo, Bad Bunny es de los compositores más (grosería) que tiene la industria y con mejores resultados”, señaló. “¿Yo que le puedo aportar a Bad Bunny, qué le puedo mandar para que me voltee a ver? No le hace falta ayuda de nadie”.

Por otro lado, estaba Grupo Frontera, artistas hasta entonces relativamente desconocidos, con quienes Barrera tuvo una conexión inmediata pues son unos “chamaquitos de mi pueblo” y crecieron en la misma región en la frontera entre Texas y el estado mexicano de Tamaulipas.

“Venimos de la misma cultura, hablamos el mismo idioma”, dijo. Tienen “la misma cura”.

“Un X100to” también está nominada en la categoría de mejor canción regional, junto con otras producidas por barrera: “Alaska” de Camilo y Grupo Firme y “La siguiente” de la cantautora puertorriqueña Kany García con Nodal. En el caso de García también es su primera incursión en la música regional mexicana.

“Es una gran autora y es la primera vez que Kany se abre para trabajar con otros compositores”, destacó Barrera. “Nació rápida, fue un tema que creo que como en media hora la escribimos y cuando la terminamos ella me dijo ‘imagínate a Nodal en esta canción’”.

Barrera no dudó en llamarlo.

“Si el artista se ve cantando con Nodal en esa canción, yo tengo relación con Nodal yo lo llamo y le mando la canción, hago como que ese puente entre los artistas siempre”, apuntó.

Sus tres menciones en la categoría de mejor canción tropical son por “Ambulancia” de Camilo y Camila Cabello, “La Fórmula” de Maluma y Marc Anthony y “El merengue” de Manuel Turizo y el DJ y productor estadounidense Marshmello. Esta última surgió como una respuesta con humor a la omnipresente “La bachata” de Turizo, en la que Barrera había sido compositor y productor.

“‘La bachata’ estaba sonando en ese momento muy fuerte, creo que de global estábamos en el top 5. Marshmello me comentaba que quería hacer algo como para el mundo latino y que quería hacer algo con Manuel; ese día llega también Manuel al estudio”, dijo Barrera. “Yo bromeando dije hagamos ‘El merengue’”.

Pasaron las risas y lo hicieron en serio. Barrera dudaba de cómo traduciría Marshmello un género tropical, pero se sorprendió agradablemente al ver que un astro anglo como él estaba interesado en la música latina. “Me dijo ‘no es traducir nada a mi sonido, yo me quiero meter al sonido de ustedes, yo quiero hacer un merengue, enséñame a hacer un merengue’”, recordó.

Ser nuevamente nominado a productor del año representa todo el trabajo tras bambalinas que disfruta.

“Hay mucho más allá de solamente escribir una canción; hay mucho trabajo detrás que a veces la gente no lo ve, trabajo que hace un productor”, dijo.

Barrera nació en McAllen, Texas, y creció en el municipio de Miguel Alemán, Tamaulipas. Se define como un hombre de la frontera.

“Mi familia cruzó el charco para México”, señaló. “Allá es muy común nacer en Estados Unidos y vivir en México, como que estás en medio de esos dos mundos… Nací acá, pero me crie allá e hijo de padres mexicanos y tengo doble nacionalidad también”.

Sus logros, sin embargo, no están en las galas de premios sino en las calles.

“Para mí el éxito más grande que tiene una canción es la aceptación del público y que el público la consuma”, dijo. “Hay un mariachi (en Miami) que toca todas las noches y todo el tiempo están tocando canciones mías; eso para mí es el premio por lo que uno hace la música al final del día”.

TT Ads