TT Ads

Durante los trabajos legislativos, el senado avaló el Proyecto del Senado 578 la Ley de sobre Despidos Injustificados y la Ley Contra el Discrimen en el Empleo para garantizar que los pacientes autorizados de cannabis medicinal estén protegidos contra el despido injustificado.

La medida es de la autoría de los senadores Ana Irma Rivera Lassén y Rafael Bernabe Riefkhol, ambos del Movimiento Victoria Ciudadana.

La senadora Rivera Lassén explicó durante su turno que esta medida busca eliminar la disparidad entre las leyes federales y estatales con respecto al uso del cannabis medicinal.

Además, explicó que no le parecía justo que patronos se ampararan en la discrepancia entre el derecho federal y el derecho estatal para despedir empleado que utilizan el cannabis medicinal con una licencia.

“En Puerto Rico se aprobó la Ley 42 del 9 de julio del 2017, conocida como para manejar el estudio de desarrollo e investigación del cannabis. Sin embargo, al momento de su entrada en vigor, esta no contenía las protecciones legales necesarias en el área laboral para pacientes autorizados y autorizadas para el uso del cannabis medicinal, a pesar de que el uso medicinal autorizado del cannabis es reconocido en el ordenamiento jurídico de Puerto Rico a nivel federal, es considerada a una sustancia incluida en la clasificación 1 de la ley de sustancias controladas y no se reconoce el uso médico”, dijo la senadora en su turno.

“Necesitamos tener coherencia en las políticas públicas de del país. Si tenemos una ley que le da tratamiento, le da la oportunidad que las personas que sean así diagnosticadas tengan licencias de uso de cannabis medicinal, pues debe haber coherencia, entonces que no sean discriminadas en su empleo”, añadió.

De igual forma, el senador independiente José “Chaco” Vargas Vidot tomó un turnio en el que apoyó la medida. “Como siempre, no, porque aquí vivimos una sociedad de eternas hipocresías y de doble estándares de moralidad. Aquí el que no fuma masca y la realidad es que todo el mundo se tapa al momento de reconocer que más de 36 condiciones certificadas, todas ellas en el en el área de las enfermedades degenerativas en enfermedades que no tienen ningún tipo de alivio paliativo y que en el cannabis sí tienen la posibilidad que hay miles de personas que se reinsertan productivamente en el mercado laboral”, aseguró el senador independiente.

“A diferencia de los nuevos moralistas de que se han dado últimamente y que posiblemente si buscamos muy atrás, nada no tiene nada de moral. A diferencia de eso, la realidad es que muchísimas personas han logrado poder sostenerse y pagar los bolsillos que se producen de pobreza”, añadió.

Asimismo, la senadora por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago, también tomó un turno e hizo constar su apoyo al P. de la S. 578. “Es legal pero no lo pueden usar porque si no te botan. Una anomalía que se ha intentado corregir en distintas ocasiones. Ojalá y este proyecto llegue a feliz término”, comentó.

El Senado también aprobó el Proyecto del Senado 531, un proyecto de ley para enmendar el Código Penal de Puerto Rico con el fin de tipificar como delito grave hacerse pasar o representar ser un agente del orden público para cometer cualquier delito.

La Comisión de lo Jurídico y Desarrollo Económico certificó que este no impone una obligación económica en el presupuesto de los Gobiernos Municipales.

“En Puerto Rico, ha surgido una preocupante oleada de incidentes que amenazan la seguridad pública, protagonizados por individuos que fingen ser agentes del orden público […] Estos impostores se apropian de manera ilegítima de la identidad de verdaderos agentes, utilizando falsa representación para realizar detenciones o intervenciones a los ciudadanos”, lee el análisis del segundo informe e hizo referencia a los casos en los que personas se han hecho pasar como agentes de la policía para cometer diferentes delitos los cuales incurrieron en delito menos grave.

TT Ads