TT Ads

El Centro Nacional de Huracanes en Miami (NHC, por sus siglas en inglés) confirmó este sábado que se formó la decimoséptima depresión tropical de la temporada sobre aguas del océano Atlántico tropical.

Según el boletín de las 11:00 a.m., el sistema tiene vientos de 35 millas por hora y se espera que más tarde se convierta en la tormenta tropical Philippe. De acuerdo con la agencia, la depresión está ubicada en la latitud 15,6°N longitud 38,8°W con un movimiento al oeste a 15 millas por hora.

Hasta el momento, el modelo Global Forecast System (GFS) y el European Centre for Medium-Range Weather Forecasts (ECMWF), pronostican que la depresión se quedará sobre aguas abiertas sin amenazar tierra.

Los datos de viento obtenidos por satélite indican que el máximo sostenido de los vientos están cerca de 35 mph (55 km/h) con ráfagas más fuertes. Se espera un fortalecimiento hasta principios de la próxima semana. La presión central mínima estimada es de 1007 mb (29,74 pulgadas”, precisó el NHC.

Si continúa esta tendencia, debe moverse hacia el oeste-noroeste antes de llegar al Caribe, sin embargo, a pesar de la distancia, el Servicio Nacional de Meteorología en San Juan (NWS, en inglés), anticipó que la Isla puede experimentar impactos indirectos de este sistema como condiciones marinas y costeras peligrosas.

El próximo boletín del Centro Nacional de Huracanes es a las 5:00 p.m.

El NHC también sigue atento a la tormenta Ophelia que hizo entrada esta mañana por Emerald Isle, Carolina del Norte, Estados Unidos. El centro de baja presión de Ophelia se mueve sobre Carolina del Norte, y se espera se debilite a depresión en su recorrido sobre tierra. Ahora tiene vientos de 50 millas por hora.

Ophelia no representa amenaza para Puerto Rico el Caribe.

Para que un sistema sea catalogado como depresión tropical, debe tener una circulación cerrada, pero con menos de 39 millas por hora de vientos máximos sostenidos en superficie, de acuerdo con NHC. Luego, cuando los vientos superan ese umbral, se convierte en tormenta tropical y recibe un nombre.

Posteriormente, cuando las condiciones atmosféricas y marinas son favorables y los vientos superan las 74 millas por hora, se le designa como huracán. En ese momento, se utiliza la escala Saffir-Simpson para clasificar la fuerza del sistema en cinco categorías basadas en la fuerza del viento.

La temporada de huracanes en el Atlántico comienza el 1 de junio y termina el 30 de noviembre. Mientras, en el Pacífico Oriental, va del 15 de mayo al 30 de noviembre.

TT Ads