TT Ads

Una jueza absolvió a un hombre de Minnesota acusado de balear a muerte a tres personas y herir a dos más en la ciudad de St. Paul el año pasado en un caso que dependió de una coartada.

La jueza del condado Ramsey, Kelly Olmstead, halló el pasado viernes a Antonio Dupree Wright no culpable de todos los cargos, reportó el periódico St. Paul Pioneer Press. Wright, de 42 años y oriundo de Minneapolis, renunció a un juicio con jurado, lo que permitió que la jueza decidiera su destino.

“No hay suficiente evidencia para concluir más allá de una duda razonable que el acusado es la persona que cometió estos tres crímenes atroces”, dijo Olmstead.

Los fiscales acusaron a Wright de homicidio en segundo grado e intento de homicidio, afirmando que él era el hombre enmascarado que disparó a las víctimas con una pistola en un dúplex en St. Paul el 4 de septiembre de 2022. Los fallecidos fueron Angelica Gonzales, de 33 años, Cory Freedman, de 42, y Maisha Spaulding, de 44.

“No hay duda de que las víctimas fueron un blanco intencional de homicidio […]. El único problema verdadero en este caso es la identidad del agresor”, dijo Olmstead.

El abogado de Wright, Joe Friedberg, argumentó en su declaración final por escrito que Wright tenía una coartada “demostrada”. En ese momento, estaba en Chicago.

“Esto simplemente es un caso horrible de una masacre, en donde el estado acusó al hombre equivocado”, dijo Friedberg al periódico luego del veredicto.

La tía de Wright testificó durante el juicio que el día del tiroteo él pasó a visitarla a su casa en Chicago sin avisar a las 10:00 de la mañana. Su madre testificó que fue a su departamento a las 10:00 de la noche, que pudo haber sido unas cinco horas después del tiroteo. Ella identificó como su hijo al hombre que se ve en un video de seguridad en el lobby de su apartamento.

TT Ads