TT Ads

La brutal ola de calor que viene registrándose en Estados Unidos desde hace varias semanas alteró las actividades escolares en varios estados al obligar al cierre de escuelas en algunos casos y al regreso a las clases en línea en otros.

Escuelas en estados como Michigan, Maryland, Pensilvania y Nueva Jersey redujeron el horario de clases al señalar que no cuentan con sistemas de aire acondicionado adecuados. En Massachusetts, un distrito escolar canceló dos días de clases debido al calor en sus salones mientras que las temperaturas en los mediados 90 grados también llevaron al aprendizaje en línea en Pittsburgh y Baltimore.

Sólo el 20% de las escuelas públicas de Detroit, donde la temperatura alcanzó los 89 grados el martes pero bajó el miércoles, tienen aire acondicionado. El distrito envió a sus hogares a los aproximadamente 54.000 estudiantes tres horas antes el miércoles por segundo día consecutivo, reseñó esdelatino.com que recopiló varios informes de The Associated Press.

“Nunca queremos molestar a nuestras familias con salidas anticipadas, pero tampoco queremos que nuestro personal y nuestros estudiantes se sientan tan incómodos que la enseñanza y el aprendizaje se conviertan en una distracción debido al calor”, dijo en un comunicado la portavoz del Distrito Comunitario de las Escuelas Públicas de Detroit, Chrystal Wilson. .

Las salidas tempranas causaron dolores de cabeza a las familias que tuvieron que luchar para hacer cambios de horario de último momento.

Natesha Myers, que trabaja desde casa, optó por quedarse con su hija de 5 años. Myers dijo que no habría podido recoger a su hija de su escuela de Detroit tres horas antes debido a reuniones de trabajo programadas.

“Fue muy difícil y estresante”, dijo Myers. “Tuve que darle el iPad. Ella seguía intentando subirse a mi regazo”.

El calor de finales del verano no es inusual. Pero las temperaturas al inicio del año escolar llevan años subiendo.

Por ejemplo, la máxima esperada para Filadelfia de 95 grados el miércoles es 13 grados más alta que la máxima normal del día, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. El fin de semana festivo también siguió al mes de agosto más caluroso jamás registrado por los científicos con equipos modernos, lo que los científicos atribuyen al cambio climático causado por el hombre.

Esta semana, durante la primera semana de clases en Filadelfia, decenas de escuelas tuvieron salidas anticipadas “sin aire acondicionado o refrigeración inadecuada”. El distrito anunció el miércoles que más de 80 escuelas terminarían las clases temprano el resto de la semana.

La portavoz del distrito, Monique Braxton, dijo que muchas escuelas necesitan sistemas eléctricos mejorados para que el aire acondicionado opere adecuadamente

“Estamos en una ciudad antigua”, dijo. “La mayoría de nuestros edificios son instalaciones antiguas. Estamos haciendo los ajustes necesarios”.

En Baltimore, donde las temperaturas alcanzaron los 90 grados, los sistemas inadecuados de calefacción y aire acondicionado también han sido un problema durante mucho tiempo.

Los funcionarios publicaron un plan en 2017 para realizar todas las mejoras y reparaciones necesarias en aproximadamente cinco años. Si bien ese plazo se ha retrasado por cuestiones que incluyen el gasto, el número de escuelas de la ciudad sin aire acondicionado ha disminuido de 75 a 11, según funcionarios del distrito.

A nivel nacional, se estima que 36.000 escuelas necesitan actualizar o instalar sistemas HVAC, según un informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de EE. UU. de 2020.

El miércoles, las escuelas de Baltimore sin aire acondicionado despacharon temprano a algunos estudiantes y asignaron a otros al aprendizaje virtual durante el resto de la semana.

En Pittsburgh, los estudiantes y el personal de casi 40 escuelas también pasaron a las clases remotas.

Volver al aprendizaje en línea en tiempos de clima extremo (desde huracanes hasta crisis de agua) se ha vuelto más común después de la pandemia, aunque la instrucción remota tiene deficiencias a largo plazo.

En Lowell, Massachusetts, una comunidad de aproximadamente 115.000 habitantes a unas 30 millas de Boston, los funcionarios del distrito dijeron que las escuelas estarían cerradas el jueves y el viernes, y que en muchas aulas “se espera que haga demasiado calor para que los maestros enseñen de manera efectiva”. Las Escuelas Públicas del Condado de Buckingham, un condado rural de Virginia a unas 75 millas al oeste de Richmond, despidieron a los estudiantes temprano dos días seguidos como “medida de precaución”.

Los expertos en salud advierten que la exposición al calor excesivo puede causar deshidratación o agotamiento por calor, entre otras cosas, mientras que los maestros dicen que las aulas sofocantes dificultan el desempeño de su trabajo.

“A los profesores les preocupa que el entorno sea propicio para la educación. Estaban agradecidos de tener el alivio”, dijo la presidenta de la Federación de Maestros de Detroit, Lakia Wilson-Lumpkins, sobre los despidos anticipados.

TT Ads